Lunes 16 de julio de 2018
La escalera de Laura

Cuentas claras

Luis Alberto Mendoza
2017-05-16 12:28:27 por Laura Quintero
Foto: ALDF

De gran importancia será la armonización de la Ley de la Administración Pública de la Ciudad de México, que debe brindar una base jurídica muy clara para evitar que las instituciones continúen deslindándose de sus obligaciones para con los ciudadanos, aprovechando que hoy la normatividad al respecto es poco clara y carente de control.

“Que se comprenda bien: las mejoras que se realicen a la ley no serán la solución perpetua para los problemas de las instituciones que se encuentran en constante cambio. Pero sentarán un precedente para que los ciudadanos y las autoridades tengan bien definidas las facultades de cada institución”, advierte el diputado local panista Luis Alberto Mendoza.

No cabe duda de que los legisladores hacen el trabajo que les corresponde: promulgada la nueva Constitución Política de la Ciudad de México, toca armonizar todas las leyes para la transición de un Distrito Federal al estado número 32 de la Federación. Y el ramo administrativo recobra gran importancia, ya que van por una rendición de cuentas menos opaca.

“Las reformas que se harán a la Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal son resultado de un análisis minucioso, en el que se encontraron errores jurídicos y administrativos que podrían obstaculizar el buen funcionamiento de las dependencias y entidades que la misma ley regula. Hay que establecer los principios y obligaciones de las instituciones que obedecen a la Constitución de la ciudad”, agrega Mendoza.

Afortunadamente, la Asamblea Legislativa tiene hasta el mes de diciembre para trabajar en la armonización de toda la estructura con que debe iniciar el trabajo del nuevo gobierno y su Congreso local, así como todas las leyes que conforman su estructura en todos los ámbitos. Cosa nada fácil.

“Una de las principales quejas de los ciudadanos es la que se refiere a las facultades, atribuciones y obligaciones de las instituciones de gobierno: condenan el famoso ‘no nos compete’ o ‘no nos corresponde’ que los funcionarios utilizan día con día para justificar el deslindamniento de su labor. Por eso vamos por mecanismos integrales que mejoren el servicio público: es una prioridad”, sostiene el legislador.

Tiene razón: una mejor ley orgánica de la administración pública beneficiará tanto a  los ciudadanos como a las instituciones. Podría tener una mejor recaudación de impuestos, por ejemplo, al simplificar los trámites para el ciudadano. ¿Será?

El bolso de Laura…

No diga que yo se lo conté, pero hay una propuesta en la Asamblea Legislativa para evitar la “reelección familiar” y sancionar la coacción del voto. Esto va para los cargos de jefe de Gobierno, alcaldías, concejales y diputados locales: no se podrá postular a una candidatura a familiares de quien ocupe uno de esos cargos, hasta el cuarto grado de parentesco. ¿Será?... Una propuesta congruente que ronda entre los diputados locales busca que todos los proyectos de dictamen, del tema que sea, que se presente al pleno de la ALDF, lleven un estudio de viabilidad financiera. Porque se aprueban muchos que ahí quedan, sin ningún beneficio para la ciudadanía, porque no hay presupuesto para poner en marcha lo aprobado. Y de qué sirvió entonces discutir un tema que no tiene futuro. ¡Uy, pues habrá muchas iniciativas en la congeladora por falta de recursos…!

#laura quintero
#la escalera de
#cuentas claras
#ley de administracion publica
#aldf
#ciudad de mexico

Acerca del Autor
Laura Quintero

La Escalera