Sábado 24 de agosto de 2019
Entretenimiento

PEDRO INFANTE

Foto: Especial
2019-04-24 12:28:25 por Redacción
Foto: Especial

La música debe arrancar fuego en el corazón del hombre y lágrimas de los ojos de la mujer.

Ludwig van Beethoven



Pedro Infante Cruz es el nombre completo de quien fuera el máximo exponente de la música vernácula. Fue el cuarto de 15 hermanos, de los que solamente sobrevivieron nueve.

Nació en el puerto de Mazatlán, Sinaloa, en 1917. Su padre era músico y tocaba varios instrumentos en bandas y orquestas.

La familia Infante se mudó en l924 a Guamúchil, Sinaloa. Pedro estudió la primaria en esta localidad y fue ahí donde aprendió, de la mano de su progenitor, a tocar también varios instrumentos. La guitarra la estudió con el maestro Carlos R. Hubbard y con el tiempo llegó a formar una orquesta que tocaba en cabarets, a la que bautizó como La Rabia. En esa época tenía 16 años.

A los 19 tuvo a su primera hija, Guadalupe Infante López, con su primera novia formal, quien se llamaba Guadalupe López. Después conoció a María Luisa León, quien por cierto era diez años mayor que él. Ella lo convenció de venir a la Ciudad de México. En 1939 se casaron y un año después adoptaron a Dora Luisa Infante, hija de la hermana de Pedro, María del Carmen.

Más adelante conoció a Lupita Torrentera, cuando ella tenía solamente 14 años (asaltacunas, el muchacho) y con ella procreó tres hijos: Graciela Margarita, Pedro y Guadalupe.

Otro de sus grandes amores fue Irma Dorantes, cuyo verdadero nombre era Irma Aguirre Martínez. ¿Cuántos años creen que tenía Irma? ¡Pues… 14! Con ella tuvo a Irma Infante Aguirre.

Ya en la CDMX comenzó modestamente su carrera en la XEB, hasta que en 1943 logró grabar su primer disco, Mañana. Con relativo éxito saltó a la fama, llegando a grabar más de 300 canciones que siguen sonando hasta nuestros días.

Su primera película fue irrelevante. Fue contratado para reforzar la voz de Antonio Badú en La feria de las flores.

Entre sus cintas más conocidas están A toda máquina, Nosotros los pobres, Pepe el Toro y Tizoc, por la que fue premiado con el Ariel en 1956. De manera póstuma se le otorgaron el Oso de Plata de Berlín en 1957 y El Globo de Oro de Hollywood en 1958.

Todo de la mano del director Ismael Rodríguez, pero hay que recordar que la Unión Americana había bajado la producción cinematográfica por la Segunda Guerra Mundial, hecho que hizo que México realizara muchas películas y se alcanzara la Época de Oro del cine nacional.

Realizó más de 60 películas donde mostraba parte de su carácter alegre y mujeriego, cosa que quedó de manifiesto a lo largo de sus años. De hecho una de las hipótesis de su muerte es que no se había divorciado de Lupita y lo andaba buscando cuando viajó a Mérida pilotando su avión, en un travesía de “negocios”.

El 15 de abril de 1957 tuvo su segundo accidente aéreo, el cual le costó la vida.

Hoy lo recordamos porque sin duda puso el nombre de México en todas las marquesinas del mundo.

A ver

Omar Chaparro interpreta al buen Pedro en una cinta hecha por Netflix (plataforma que, por cierto, le sigue dando en la madre a Televisa). La película lleva por título Como caído del cielo, la dirige Pepe Bojórquez y participa Ana Claudia Talancón. No es una biopic sino más bien una comedia en la que Pedro, tras morir, vuelve a la Tierra por haber sido muy mujeriego, pero en el cuerpo de su imitador Pedro Guadalupe Ramos. Suena mucho mejor que el bodrio de Silvia o de Jenni Rivera. Habrá que verla.

 

 

 

 

 

#entretenimiento
#pedro
#infante
#espectaculo
#cine
#mexico
#actor
#peliculas
#sergio perezgrovas

Acerca del Autor
Redacción
Sin descripción