Item Aside Banner
Martes 07 de abril de 2020
Jaque Mate

ARMAS Y VIOLENCIA

Foto: Especial
2020-01-16 14:57:22 por Sergio Sarmiento
Foto: Especial

Es una tentación inevitable echar la culpa a los demás por los problemas que uno mismo genera. El canciller Marcelo Ebrard no ha estado ajeno a esa tentación. Esto quedó claro en la reunión anual de la semana pasada con embajadores y cónsules. Ebrard planteó que uno de los temas centrales de la política exterior mexicana debe ser restringir la importación de armas.

“Si no se reduce el tráfico ilícito de armas en un esfuerzo conjunto —dijo—, entonces por qué se supone que se podrá doblegar a grupos que están fuertemente armados”.

Añadió que México y la Unión Americana debemos tener metas comunes. “¿Qué va a poner Estados Unidos como esfuerzo correlativo? Ese será el tema central: armas y dinero; y lo vamos a medir y lo medimos todos los días: cuántas armas se aseguran y en dónde”.

No es este el primer régimen mexicano que busca responsabilizar a las armas que se importan desde Estados Unidos de la violencia que sufre nuestro país. Tanto Felipe Calderón como Enrique Peña Nieto lo hicieron. Quizás es humano o por lo menos político. Siempre es más fácil señalar a alguien más que asumir una responsabilidad. El problema es que no hay ninguna razón para pensar que el flujo de armas sea la razón de la violencia o de la inseguridad en nuestro país.

La importación de armas de Estados Unidos a México es un producto natural de la disimilitud en legislaciones entre las dos naciones. La venta de estos dispositivos es legal en la Unión Americana, pero se ha restringido severamente en México. Esto genera inevitablemente un mercado negro, un flujo hacia nuestro país. Lo curioso del caso, sin embargo, es que México tiene una tasa de homicidios más de cinco veces superior a la de Estados Unidos. Si la disponibilidad de armas fuera la razón de la violencia nuestros vecinos del norte deberían tener una tasa de homicidios superior a la nuestra. Como no es así, la causa real de la violencia es seguramente otra.

Causa

La información disponible sugiere que la razón de la inseguridad y la violencia en México es la impunidad. La enorme mayoría de los delitos que se cometen en nuestro país nunca son castigados. Esto incluye, por supuesto, los delitos de violencia. Si los homicidios permanecen impunes, recurrir a la fuerza para realizar robos o cumplir amenazas se vuelve muy fácil. En Estados Unidos hay muchas más armas, pero la impunidad es radicalmente menor. Esta es la razón por la cual la inseguridad y la violencia son también significativamente más pequeñas.

Aceptar que no son las armas sino la impunidad la causa de la inseguridad y la violencia significa, sin embargo, aceptar la responsabilidad por estos problemas. Pero esto es algo que los políticos nunca están dispuestos a hacer. La culpa debe ser siempre de alguien más, ya sea un gobierno anterior o de Estados Unidos, que ha sido el chivo expiatorio para las fallas de los gobiernos mexicanos desde hace muchas décadas.

El problema es que si el gobierno mexicano presiona a Washington a limitar el flujo de armas a México el resultado será la creación de nuevos obstáculos a los flujos de personas y productos. Ya lo vimos en el pasado. Cuando el gobierno estadunidense busca restringir las exportaciones ilegales de armas a México crea obstáculos para el cruce de la frontera. Esto afecta la economía de nuestras ciudades fronterizas y vuelve más costosa la importación. Lo peor de todo es que estos esfuerzos nunca han reducido la violencia en México. Y no sorprende, porque no atacan la verdadera causa de la violencia, que no son las armas sino la impunidad. 

#sergio sarmiento
#armas
#violencia
#mexico
#impunidad
#inseguridad
#jaque mate


Acerca del Autor
Sergio Sarmiento

Jaque Mate