Adultos mayores continúan asistiendo al Centro Cultural y Deportivo “Las Américas” para recibir la vacuna contra covid-19 “CoronaVac” desarrollada por la empresa china Sinovac Biotech.
Mario Jasso/Mario Jasso
03 marzo, 2021
Lorena Ríos
Bienestar

COVID-19: UN AÑO EN MÉXICO

“Con la pandemia de coronavirus el mundo se dividió en dos: entre los que le tienen miedo a la muerte y los que queremos vivir”.

El 27 de febrero de 2020 se registró el primer caso de Covid-19 en el país: en los últimos doce meses la comunidad científica y sanitaria descubrió la personalidad del nuevo coronavirus (mapa genético), lo enfrentó con varios tratamientos y diseñó distintas medidas en tiempo exprés para proteger a la mayor población posible.

Sin embargo en el contexto mundial hoy los diez países más desarrollados del planeta acaparan la producción de vacunas contra el SARS-CoV-2, mientras el resto de las naciones enfrentan crisis económicas, sanitarias y sociales al seguir las medidas de contención para evitar una mayor propagación del virus.

De ahí que miles de empresas optan por cerrar, otras por llevar el trabajo y escuela a la casa, medidas que derivan en un aumento de trastornos depresivos y ansiedad, donde el único logro es que los servicios sanitarios no se saturen ya que a pesar de ello se siguen registrando infecciones por coronavirus y muertes.

A decir del empresario mexicano Ricardo Benjamín Salinas Pliego, fundador y presidente de Grupo Salinas, con la pandemia de Covid-19 el mundo se dividió en dos: “Entre los que le tienen miedo a la muerte y los que queremos vivir. El problema es que quienes le tienen miedo a la muerte han llevado la narrativa durante estos doce meses y su receta es la misma: cuídate mucho, usa cubrebocas, no salgas, no hagas fiestas. Y ¿qué ha pasado? Nada, están desconectados de la realidad, porque el mundo no es como lo están viendo ellos: la gente necesita salir, necesita trabajar. Los que le han hecho caso al partido de la muerte han creado un colapso económico donde miles de empresas han cerrado, millones de empleos se han perdido y, sin embargo, el virus sigue”.

Salinas considera que “del otro lado estamos los del partido de la vida. Y lo dije desde marzo: este virus nos va a dar a todos, tarde o temprano, porque es muy contagioso; número dos, tenemos la suerte de que es de baja letalidad, no quiere decir que no sea letal, pero después de todos estos meses hay muchos tratamientos a los que tenemos acceso, que no son muy caros y que están salvado muchísimas vidas. Entonces la gente que está en riesgo, pues que se guarde; y los demás tenemos que salir a trabajar, a producir, pero sobre todo a vivir”.

Adelante

En el semáforo epidemiológico de México empieza a retroceder el color rojo, mientras que el naranja y el amarillo avanzan.

Durante las últimas seis semanas el número de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos registra un descenso continuo. Gracias a ello los diferentes sectores industriales y empresariales empiezan a reactivar la economía, en la que por desgracia se han perdido dos millones de empleos formales y el doble de empleos informales durante la pandemia, de acuerdo con datos del INEGI.

Por ello en este 2021 el país debe caminar rumbo a la recuperación económica y salir lo antes posible de la crisis. “Ha habido una gran recuperación en México en materia industrial, en la cuestión manufacturera. Vamos mejor. Ahora ya se recuperaron 500 mil empleos, pero seguimos 500 mil abajo desde que empezó la pandemia. Está muy triste la situación. Sobre todo para los más necesitados. Entonces ¿qué les decimos?”, cuestiona Salinas Pliego.

Por eso, insiste, “nosotros necesitamos vivir, y somos conscientes que la vida es un riesgo. Pero no podemos vivir con ese miedo a la muerte. Eso es realmente un error. La vida es un riesgo y vale la pena vivirla. Y vamos para adelante”.

Vacunación sin acaparamientos

El presidente Andrés Manuel López Obrador y su colega de Argentina, Alberto Fernández, reafirmaron en tanto su propósito de garantizar la distribución de las vacunas de forma equitativa, universal y sin acaparamiento.

Por ello ambos gobiernos trabajarán en la elaboración de la vacuna AstraZeneca, que posibilitará dotar a la región de América Latina de millones de dosis, así como en la gestión de importación de la vacuna de Rusia, la Sputnik V.

López Obrador, en la reunión con su homólogo, aprovechó para arremeter contra el acaparamiento de las vacunas por parte de las naciones más desarrolladas y se pronunció en contra de lo que considera la inacción por parte de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para evitarlo.

“No está funcionando”, expresó, el mecanismo conocido como Covax, que surgió para garantizar la distribución equitativa de inmunizaciones contra Covid-19 en el mundo, incluidas las naciones más pobres.

Y es que si bien 190 países están suscritos a ese sistema y 80 cuentan con vacunas, solo diez de ellos acumulan 80% de los antídotos, resaltó el mandatario.

“Hay más de 100 países que no tienen una sola vacuna. Es injusto. ¿Dónde está la fraternidad universal? De modo que la ONU tiene que intervenir, porque parece un florero: está de adorno. Y es un acuerdo de todos los gobiernos que se tiene que hacer valer. En esto coincidimos la mayoría de los pueblos”, afirmó López Obrador.

A su vez el presidente argentino Alberto Fernández comentó que trabaja con su homólogo francés para plantear en el G-20 la cesión de los derechos intelectuales de la vacuna para que puedan producirla todos los países.

El acaparamiento de las vacunas contra el Covid-19 “está peor, se está acelerando; el mayor riesgo mundial es la pandemia y el acaparamiento de las vacunas”, expuso en tanto el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, quien calificó de “inaceptable” ese acaparamiento.

Al día de hoy son diez las naciones en el mundo que se han dedicado a acaparar la producción de las vacunas. Para ejemplificar cómo se da este fenómeno Marcelo Ebrard comparó: de 234 millones 33 mil vacunas que se encuentran contratadas por el gobierno mexicano, a la fecha se han recibido solo tres millones 39 mil 625 dosis.

De ahí que el proceso de inmunización de la población adulta mayor y del personal sanitario y docente ha sido a cuentagotas, no con la celeridad que amerita la pandemia ya que entre más rápido se avance en la vacunación disminuye el riesgo de muerte entre las personas infectadas.

Por lo pronto el laboratorio de Biológicos y Reactivos de México (Birmex) anunció que el sábado 27 de febrero llegó un segundo embarque con 800 mil dosis de la vacuna china Sinovac contra Covid-19.

De igual forma la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, Martha Delgado, dijo que ya están listas las dosis que llegarán desde Beijing.

Orden y caos

Los contrastes en la manera de aplicar la vacuna antiCovid son más que evidentes. Después de una campaña sin contratiempos en la Ciudad de México, donde los adultos mayores recibieron un trato adecuado, en Ecatepec, Estado de México, destacó el caos y la incertidumbre: cansados, asoleados y molestos, los familiares de los candidatos a las vacunas cerraron vialidades y se enfrentaron con la policía al conocer que no había suficientes biológicos.

A diferencia de lo ocurrido en la primera etapa de la campaña en la CDMX, donde las filas, además de largas, provocaron tiempos de espera de hasta ocho horas, en esta ocasión la organización permitió no solo agilizar el proceso: a los beneficiarios se les ofreció un refrigerio, se mantuvo la sana distancia, hubo espacios para que pudieran esperar sentados, traslados gratuitos a los macrokioscos y hasta rutinas de baile, lo cual agradecieron los adultos mayores.

Incluso la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, recomendó a las personas adultas mayores no hacer filas al momento de recibir su vacunación contra el Covid-19 ni llegar con varias horas de anticipación. “No lleguen muy temprano, no hace falta. Con que lleguen a la hora que les corresponde. De las 9:00 a las 4:00 de la tarde estará abierto. Si hay filas todavía a las 4:00 o hay personas esperando, no se irá el personal de salud hasta que termine la vacunación de ese día”, expresó en conferencia de prensa.

Vale recordar que la campaña durará en las alcaldías Iztacalco, Tláhuac y Xochimilco desde el 24 de febrero hasta el 5 de marzo. También habrá brigadas móviles, enfocadas a las personas de este sector que no puedan trasladarse a las unidades.

Pero no sucedió igual en el territorio mexiquense, donde durante los tres días de inmunización escenas de largas filas, tumultos, cierres viales y enfrentamientos con la policía local fueron la constante.

Aunque se abrieron otros tres módulos de vacunación en Ciudad Cuauhtémoc, Ejidal Emiliano Zapata y el Centro Cívico de la colonia El Chamizal, la confusión permeó entre vecinos y desde temprana hora quedó bloqueado el paso vehicular de la avenida Central por inconformes que reprocharon que no se abriera uno de los centros de vacunas.

Hoy, a un año de Covid-19 en México, existen aún retos por enfrentar, como la adquisición oportuna de vacunas y su aplicación al mayor número de personas. La batalla no se gana todavía.