Paternidad compartida.jpg
Cortesía Nestlé
14 mayo, 2021
Lorena Ríos
Bienestar

Crianza compartida, crece en México con un efecto positivo para las familias

Un estudio analizó el cambio en las dinámicas del hogar y crianza de los hijos

En el marco del Día Mundial de la Familia (15 de mayo), la compañía de alimentos y bebidas ofrece un análisis derivado de un estudio llamado “Índice de Crianza Moderna” para visualizar las necesidades y tensiones de la crianza en nuestro país y cómo estas apoyan o afectan a los padres en su camino.

Como cada año, en esta fecha se busca crear conciencia sobre el papel tan valioso que juegan las familias, consideradas como la unidad básica de la sociedad de acuerdo con las Naciones Unidas, en el aprendizaje de los hijos. El concepto de las familias ha evolucionado y es así como esta fecha nos da la oportunidad de identificar y analizar cuestiones sociales y demográficas que afectan en su desarrollo.

Hoy en día existen distintos modelos y dinámicas familiares, por ejemplo las nuevas generaciones de papás van más allá de los estereotipos del pasado a la hora de asumir obligaciones parentales. En este sentido, los papás ahora están cada vez más involucrados en la crianza y en las decisiones y responsabilidades como padres, también aceptan como parte de su rol las tareas del cuidado de los hijos con mayor importancia.

A pesar de que cada hogar es un mundo, la crianza es un tema que unifica, al presentar los mismos retos para todos; sin embargo, se sabe que cuando ésta se afronta de manera equitativa entre la pareja, su impacto es positivo.

En México, de acuerdo con cifras del INEGI, las mujeres dedican más tiempo al cuidado de los miembros de la familia (20.1 horas a la semana) y a la preparación de alimentos (13.7 horas); mientras que la actividad donde los hombres dedican más horas que las mujeres, es en el mantenimiento y mejoras a la vivienda (con 1.9 horas). Distribuir el trabajo doméstico y en especial el del cuidado de los hijos, es uno de los principales retos que se deben afrontar en la sociedad para que esta tarea sea percibida como compartida.

Como empresa líder en nutrición, salud y bienestar, Nestlé se dio a la tarea de realizar un estudio exhaustivo, el primero en su clase, a más de 8 mil padres en todo el mundo para entender mejor las presiones y los puntos críticos a los que se enfrentan los papás y las mamás hoy en día.

El estudio mostró que, en términos generales que, si bien aún no hay ni un país perfecto para ser padres, se están viendo cambios positivos en la crianza hoy en día: las mujeres continúan desafiando los roles tradicionales y cada vez hay más mujeres que intentan conciliar el trabajo con la maternidad, pero esto todavía podría mejorar.

Si bien la crianza colaborativa es cada vez más común, las madres todavía tienden a experimentar los desafíos de esta de manera más profunda, ya que la carga y responsabilidad principal de la mayoría de las tareas de este proceso, todavía recae en ellas. Los padres de sociedades más tradicionales, como Nigeria, Arabia Saudita y México, aún se encuentran encaminados hacia una crianza compartida versus otros países como Suecia, España e Israel.

De los padres y madres encuestados, el 62% cree que los hombres participan más en el cuidado de sus hijos que las generaciones anteriores; sin embrago, también externan que aún se puede mejorar en esta área, ya que solo el 49% afirma que las responsabilidades del cuidado de los hijos se comparten por igual entre la madre y su pareja.

En México, los padres solo pueden acceder a un permiso por paternidad de cinco días (versus los 3 meses que se le otorga como permiso por maternidad a la mujer), siendo esto una muestra de la situación en que se encuentra actualmente la crianza compartida. A su vez, ellos son considerados principalmente como proveedores y protectores de la familia, más que como responsables de criar y alimentar a sus hijos y esto también pone una presión sobre ellos.

Las mamás hacen malabarismos con sus responsabilidades profesionales, con la crianza de los hijos y con las dificultades que ello conlleva, las parejas que participan ofreciendo su apoyo y atención, permiten que las madres puedan perseguir sus objetivos. Este apoyo, respaldado por el estudio, ha hecho evidente que cuando se educa a un niño de forma conjunta, la tarea se vuelve más ligera para ambos.

Con esta información, empresas como Nestlé propician un ambiente para desarrollar la crianza positiva. En México, el compromiso de la compañía es visible al ofrecer un periodo de paternidad en el que, adicional a los días que otorga la ley, se brindan 21 días adicionales con goce de sueldo y hasta 5 meses, respetando el puesto del colaborador. Con esto, se impulsa una paternidad más feliz y mucho más presente y se busca iniciar el cambio en la sociedad.