Osteoporosis l-natalimis.jpg
Natalimis
02 diciembre 2022
Redacción
Bienestar

La osteoporosis afecta a una de cada tres mujeres adultas mayores en México

Los pacientes que son persistentes con su tratamiento para esta enfermedad disminuyen 30 a 40% las tasas de fractura

“En México una de cada 12 mujeres y uno de cada 20 hombres mayores de 50 años sufrirán una fractura de cadera en lo que les resta de vida, por lo que es de vital importancia poder compartir con nuestros colegas los avances biotecnológicos y científicos que Amgen ha logrado obtener en el campo de la osteoporosis, para ayudar a mejorar su calidad de vida y salud”, señaló el doctor Max Saráchaga, director médico de Amgen México, durante el Master de osteoporosis, congreso al que asistieron 120 médicos especialista en la ciudad de Cancún, Quintana Roo.

La osteoporosis es una de las enfermedades crónicas más prevalentes, a nivel mundial la causa más de 8.9 millones de fracturas anualmente y se estima que en México afecta a 1 de cada 3 mujeres y, 1 de cada 5 hombres de más de 50 años la padece.

En México, de acuerdo con la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés) el costo del tratamiento de una fractura de cadera asciende a los 160 mil pesos por evento, seguido de la de húmero proximal con 72 mil pesos, y en un menor costo las fracturas vertebrales y de radio distal con 55 mil pesos y 40 mil pesos, respectivamente, esto en el sector público.

Es importante mencionar que la osteoporosis provoca que los huesos de una persona se tornen porosos y frágiles, lo que aumenta en gran medida el riesgo de sufrir una fractura. Los huesos se encuentran renovándose continuamente, es decir, se desarrollan huesos nuevos y se descomponen los huesos viejos; pero este proceso se ralentiza después de los 20 años y la mayoría de las personas alcanzan su masa ósea máxima a la edad de 30, sin embargo, al pasar del tiempo, la masa ósea se pierde más rápido de lo que se crea.

Otro dato relevante es que en Latinoamérica se prevé que la población mayor de 60 años se duplique para el año 2050 y se espera que la incidencia de fracturas osteoporóticas aumente a medida que la población envejezca. Tan solo en México se prevé que este sector de la población aumente un 73 % y que la cantidad de fracturas aumente un 76 % para 2030.

Los especialistas también resaltaron que la osteoporosis es una enfermedad silenciosa por lo que es de suma importancia que las personas que presenten algún factor de riesgo para desarrollarla, como problemas de tiroides, desajustes hormonales, bajo consumo de calcio, uso prolongado de corticoesteroides, estilo de vida sedentario, consumo excesivo de alcohol y tabaco, se hagan una prueba llamada densitometría ósea, la cual hace un escaneo a los huesos para revisar si están sanos o no y poder así establecer una indicación terapéutica adecuada para la persona.

Otro de los temas que se revisó durante el Master en Osteoporosis, fue la importancia de contar con un Programa de Enlace de fracturas que plantea que, para aumentar las tasas de diagnóstico de la osteoporosis, se pueden introducir varias medidas como el aumento de las pruebas de densitometrías óseas y el tratamiento adecuado el cual podría prevenir casi 4 millones de fracturas.

Estudios demuestran que los pacientes que son persistentes con su tratamiento para osteoporosis disminuyen 30 a 40% las tasas de fractura en comparación con aquellos que no son consistentes, es por eso que los programas de PFC ayudan a los pacientes con fracturas por fragilidad a recibir evaluaciones de riesgo de fractura y tratamiento.

“Es de suma importancia ayudar a minimizar el riesgo de una segunda fractura en pacientes osteoporóticos por ello, en alianza con la IOF implementamos con gran éxito el Programa de Enlace de Fracturas que brinda capacitación y herramientas sobre la osteoporosis, su diagnóstico y tratamiento a profesionales del cuidado de la salud. Actualmente en México, hay 29 hospitales – públicos y privados – que cuentan este programa”, puntualizó el doctor Max Saráchaga, director médico de Amgen México.

Acerca de los tratamientos, los expertos hablaron de la importancia del apego a éste y las consecuencias de que las personas que padecen osteoporosis lo suspendan o dejen por completo, además también se mencionaron las últimas innovaciones en terapias biotecnológicas, como lo es el osteoformador, que tiene una acción dual, ayuda a formar hueso y reduce – en menor medida – la pérdida ósea.

“Comprometidos con la educación médica continua en Amgen México seguimos motivando a nuestros colegas a prepararse y actualizarse continuamente en un tema tan importante como la salud ósea, por ello brindamos espacios tan importantes como Master en Osteoporosis. En Amgen nuestra misión es servir a los pacientes, por ello continuamos desarrollando e innovando tratamientos biotecnológicos para buscar ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen osteoporosis en México y en el mundo”, concluyó Max Saráchaga.

La osteoporosis es una enfermedad esquelética sistémica que se caracteriza por una baja masa ósea y el deterioro del tejido de los huesos, con el consiguiente aumento de la fragilidad de estos y una susceptibilidad a la fractura. Las fracturas por fragilidad son la consecuencia más grave de este padecimiento, que impone un riesgo de pérdida de independencia, dolor crónico, necesidad de rehabilitación y exceso de mortalidad. Esta afección impone una carga muy alta a las personas, las economías y los sistemas de salud en todo el mundo. Se espera que la carga económica mundial de la osteoporosis aumente a alrededor de 132 mil millones de dólares para 2050.