suarez-1056.jpg
15 junio 2021
Daniela Suárez Roel
Columnas

EDICIÓN HEDONISTA

“Las personas prefieren separar las ganancias y las pérdidas que se llevan a cabo durante sus vidas”.

Nada es suficiente para quien poco es lo suficiente.

Epicuro

Supongamos que te dicen que te ganarás la lotería dos veces. ¿Quisieras ganártela dos veces en un mismo día? ¿O preferirías ganártela dos veces en ocasiones diferentes? Considero que la segunda opción sería la más popular. A decir verdad, ¿quién no se quisiera ganar la lotería en dos ocasiones distintas? Sin embargo las cosas cambian si las imaginamos en conjunto. Cuando las personas escuchan que un evento les sucederá a ellos y a uno de sus amigos en automático prefieren que les suceda el evento al mismo tiempo a diferencia de en otro día.

De acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista Social Psychological and Personality Science los hallazgos sugieren que la idea de querer experimentar algo en conjunto con un amigo se deriva del efecto del deseo de conexión personal.

Anteriormente otros estudios sobre la edición hedónica (término que se refiere a la estrategia de decisión de organizar múltiples eventos en el tiempo para maximizar los resultados hedónicos) demostraron que las personas prefieren separar las ganancias y las pérdidas que se llevan a cabo durante sus vidas y desean que los múltiples acontecimientos se produzcan en días diferentes en lugar de en el mismo día, como el ejemplo que di de la lotería.

Para el estudio antes mencionado el autor, Franklin Shaddy, y su equipo quisieron explorar si las personas preferían espaciar los tiempos entre dos pares de eventos cuando uno de ellos le sucedería a un amigo (por ejemplo, si una persona gana 100 pesos su amigo en automático también los gana).

Conexiones

Los investigadores se preguntaron si las personas podrían elegir experimentar un acontecimiento al mismo tiempo que su amigo, con el fin de impulsar la conexión social y aumentar potencialmente la felicidad. Y lo investigaron con distintos experimentos.

En varios de los experimentos los resultados fueron similares. Por ejemplo: la mayoría de los participantes prefería recibir mensajes de su celebridad favorita el mismo día que sus amistades. O la gente en general prefirió que una serie de eventos les sucediera al mismo tiempo a ellos que a un amigo. “En esta investigación hallamos que la gente prefiere integrar (frente a segregar) los eventos que le suceden a uno mismo y a los demás, tanto en general como en relación con los eventos que le suceden a uno mismo. Esto sucede, en parte, porque la gente desea la conexión interpersonal facilitada por la integración”, comentaron los expertos.

Coinciden estos resultados con la idea inicial de los investigadores que asegura que la gente prefiere vivir eventos sincronizados con amigos con la idea de incrementar conexiones sociales. Y por el contrario, cuando las personas se vieron en un escenario hipotético de vivir eventos iguales al mismo tiempo que una persona que les desagrada, el deseo de lograr una conexión social fue inexistente, por lo que no se vieron atraídos a vivir algo al mismo tiempo que una persona que no les cae bien.

Por otro lado los hallazgos del estudio sugieren que coordinar eventos con personas que nos caen bien pueden mejorar nuestro gusto por esas actividades. Y coincido con ello: si obtenemos logros, cosas positivas y pensamos hasta en poder ganarnos la lotería, ¿habría algo mejor que poder vivirlo en conjunto?