RODRIGUEZ-20211112-cpm-Hermosillo-Sonora-01-Presidencia-Gobierno-de-Mxico (1).jpg
23 noviembre 2021
Samuel Rodríguez
Columnas

CONSOLIDACIÓN DE LA 4T

“En los planos económico y social el país torna a la normalidad”.

La aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación, ligada al apoyo del gobierno federal para el desarrollo de estados como Colima, Michoacán, Guerrero y Sonora de la mano del presidente Andrés Manuel López Obrador, permiten apreciar en el horizonte inmediato la consolidación de la 4T.

Es claro que los integrantes del ala legislativa de Morena y sus aliados dieron muestra en San Lázaro de una coordinación absoluta que permitió superar las casi dos mil reservas que se presentaron en torno del Presupuesto de Egresos 2022, que se aprobó antes de que concluyera el plazo legal, tras una sesión histórica y prolongada.

Con ello quedaron garantizados los recursos que permiten la continuidad de los programas sociales y los proyectos prioritarios de la administración de López Obrador.

En concreto, el más visible al momento es el Aeropuerto Felipe Ángeles que, de acuerdo a los avances, se inaugurará en marzo. Sin perder de vista el Tren Maya y la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco.

Pese a los planteamientos del bloque opositor los trabajos del Legislativo continúan alineándose a favor de la 4T para acompañar el trabajo del gobierno federal.

La fortaleza y coordinación de los Poderes Legislativo y Ejecutivo se apreció en la reunión que recién sostuvo el presidente en Palacio Nacional con los legisladores de Morena y sus partidos aliados con motivo de la aprobación del PEF.

Por su lado, en sus giras de trabajo más recientes, López Obrador en compañía de los integrantes de su gabinete establece la línea que permitirá el desarrollo de trabajos coordinados con las administraciones estatales, con el propósito de fomentar el desarrollo social y económico.

Viraje

Los programas de diversas secretarías, como Bienestar, Agricultura, Medio Ambiente, Seguridad y Protección Ciudadana, Trabajo, Desarrollo Urbano y Economía se llevan al plano estatal en beneficio de la población, en abierta coordinación con los mandatarios estatales, de manera abierta y transparente, bajo la coordinación presidencial.

Una acción que sin duda se replicará en el corto y mediano plazos, aunque de manera paulatina, en el resto de las entidades del país, lo que representa un viraje sustancial en la actuación del gobierno federal, que terminará por consolidarse como un sello distintivo de la 4T.

En el plano internacional resalta la buena acogida que tuvo entre diversos países de la comunidad global el Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar que propuso el presidente ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Con corte al martes 16 de noviembre, el canciller Marcelo Ebrard informó que 47 países han suscrito la propuesta y hay 100 más interesados, lo que pone de manifiesto la capacidad de convocatoria y viabilidad de la propuesta.

En tanto, la reunión tripartita en Washington DC entre los mandatarios de México, Estados Unidos y Canadá, por sus resultados habla por sí sola.

Un diálogo directo entre los tres líderes que sin duda echó abajo muchas de las especulaciones en torno de una eventual confrontación con la administración del presidente López Obrador.

Y como corolario el hecho indiscutible de que en los planos económico y social el país torna a la normalidad, aunque sin dejar de lado las medidas sanitarias de prevención contra el Covid-19, aunado al retorno a clases presenciales casi de manera generalizada en todos los niveles y la extensión del plan nacional de vacunación para la población de 15 a 17 años.

No hay más: sin objeciones de peso, la 4T da resultados y muestras fehacientes de su consolidación.