Rodriguez-cuartoscuro_659497_impreso.jpg
06 abril, 2021
Samuel Rodríguez
Columnas

MORENA: DEL CARRO COMPLETO A LA MAYORÍA POSIBLE

Con la suspensión —que se antoja temporal— de sus candidatos a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán el carro completo que Morena esperaba conseguir el 6 de junio comenzó a salirse de carril.

En la imaginaria se pasa del carro completo de los mejores tiempos del priismo tradicional a la mayoría posible de un partido que busca desplazar en el mapa geopolítico nacional a sus adversarios para consolidarse en las preferencias sociales.

Los consejeros del INE, en lo que podría ser una crucifixión previa a la de Semana Santa, profundizaron las diversas vertientes del abierto diferendo que sostienen con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por su lado el titular del Poder Ejecutivo, en apego a la norma electoral, puso un alto temporal a sus giras de fin de semana y a los eventos públicos. Aunque mantendrá la realización de sus conferencias mañaneras y la difusión de información sobre la vacunación contra el Covid-19 y otros rubros, como la seguridad, permitidos en la norma electoral.

A unos días de que el grueso de las entidades donde se elegirá gobernador inicie formalmente campañas la realidad indica que el grueso de la ciudadanía mantiene su atención en temas como la salud, la reactivación económica, el comportamiento de la inflación y, por supuesto, la evolución de la pandemia. Es lo que debe entenderse como una sana distancia entre la arena electoral y la sociedad.

En tanto las casas encuestadoras realizan sondeos y proyectan resultados que, en honor a la verdad, deben tomarse como una predicción arriesgada, toda vez que las campañas aún están en proceso, por lo que al momento la perinola electoral indica que “todos ponen”.

Mientras, de la consulta para determinar si se enjuicia a expresidentes poco o nada se dice.

Preferencias

Al momento la atención se centra en la renovación de las gubernaturas y la Cámara de Diputados, donde el grueso de los vaticinios indica que Morena terminará por imponerse, aunque sin alcanzar el carro completo que le garantizaría al presidente el margen de maniobra que requiere para terminar de trazar la consolidación.

En este tenor el sondeo de opinión —dejando de lado a los clásicos en la materia— realizado por México Elige hasta el 28 de marzo plasma la foto del momento en torno de las preferencias del voto en los estados donde se renovará la titularidad del Ejecutivo local.

Baja California, de acuerdo a ese ejercicio, tiene a la cabeza a la alianza Morena-PT-PVEM en la intención del voto con su candidata Marina del Pilar Ávila con 38.9%, seguida del hijo del legendario profesor Carlos Hank González, Jorge Hank, postulado por el PES, y la candidata de PRI-PAN-PRD, Lupita Jones.

En Baja California Sur el candidato de PAN-PRI-PRD-PH-PRS, Francisco Pelayo, encabeza las preferencias con 43.8%. Le siguen el abanderado de Morena, Víctor Manuel Castro, y la candidata del PVEM, Armida Castro.

Lidera la contienda en Campeche el candidato de Movimiento Social, Eliseo Fernández, con 33.1%, seguido de la candidata de Morena-PT, Layda Sansores, y el abanderado de PAN-PRI-PRD, Christian Castro.

En Chihuahua encabeza las preferencias la candidata de PAN-PRD, María Eugenia Campos, con 41.4%; en segundo lugar se ubica el abanderado de Morena-PT-Panal, Juan Carlos Loera; y en tercera posición, nominado por MC, Alfredo Lozoya Santillán.

Indira Vizcaíno, candidata de Morena-Panal, encabeza las preferencias en Colima con 35.3%. Así aventaja a la abanderada de PRI-PAN-PRD, Mely Romero Celis, y al candidato de MC, Leoncio Morán Sánchez.

El ejercicio proyecta en Guerrero un resultado favorable para el candidato de Morena, Félix Salgado Macedonio, con 44.1% de la intención del voto, aunque hay que tomar en consideración que su participación en la jornada electoral permanece en un impasse legal. En segunda posición se ubica el abanderado de PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, y en tercero el nominado por PT-PVEM, Pedro Segura.

En concreto, las proyecciones del voto al momento plantean que el 6 de junio terminará con la emisión de un voto diferenciado, donde en el plano de las gubernaturas Morena no conseguirá el anhelado carro completo pero conservará una tendencia ganadora.