ELECCIONES MÉXICO
29 octubre 2022
Samuel Rodríguez
Columnas

NUEVAS OPCIONES DE CAMPAÑA NO REGLAMENTADAS

“Búsqueda de un piso parejo”.

La disputa por la gubernatura del Estado de México entró a una nueva dinámica y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) adoptó una estrategia similar a la utilizada por Morena desde su creación: recurrió a opciones de promoción y desarrollo de actividades proselitistas distintas a las previstas en la norma electoral, ante las cuales el Instituto Nacional Electoral (INE) y, por supuesto, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) no pueden hacer nada.

La designación de Paulina Alejandra del Moral Vela como coordinadora por la Defensa del Estado de México del PRI se traduce en el primer paso para que en su momento se convierta en la candidata priista a la gubernatura mexiquense en 2023.

Una designación similar a la que recibió Delfina Gómez Álvarez a principios de agosto con el propósito de que coordine los trabajos de organización de Morena y llegado el momento se convierta en su candidata a la gubernatura de la entidad.

Ahora falta ver si, al igual que Morena, el PRI y sus aliados llevan a cabo asambleas informativas en lugar de mítines de campaña, para evitar sanciones por la realización de actos anticipados de campaña. O si modificarán el nombre para poder realizar labores de proselitismo sin incurrir en violaciones abiertas a la normatividad electoral.

Evidentemente el PRI nacional en general y en particular el del Estado de México optó por jugar con un esquema similar al de Morena a fin de no ceder mayores espacios. Lo que en el plano real se traduce en la búsqueda de un piso parejo, una forma de equiparar estrategias, jugar con reglas y esquemas similares, que puede resultar adecuada pero en la que los priistas tienen poca experiencia.

En el aire

De entrada, porque no tienen garantizada la adhesión de PAN y PRD en torno de su candidata para conformar un bloque opositor que garantice mejores oportunidades de conservar la gubernatura mexiquense.

No hay que perder de vista que en agosto el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, estableció que Enrique Vargas sería el candidato de ese partido a la gubernatura del Edomex.

Al momento, aunque se analiza la posibilidad de mantener la coalición opositora, la realidad es que de cara a la elección del 4 de junio de 2023 se prevé la participación como eventuales candidatos de Delfina Gómez, por Morena; Alejandra del Moral por el PRI; Enrique Vargas por el PAN; Omar Ortega por el PRD y Juan Zepeda por Movimiento Ciudadano.

La moneda está en el aire y la dinámica proselitista se ajusta con la adopción de un nuevo esquema por parte del PRI, alineado al que utiliza Morena desde su creación como partido político, pero en cuanto a una definición certera de candidatos no hay nada aún.

Ni siquiera se ha declarado abierto el proceso, pero la contienda inició en la arena paralela, donde sinónimos y nominaciones diversas de las previstas en las normas permiten la actuación de los actores políticos.

Se quiera o no, de la voluntad que muestren los integrantes de lo que fue Va por México para mantenerse como bloque opositor y no ceder como lo hicieron en el tema de la Guardia Nacional depende totalmente la posibilidad de que se mantengan como coalición.

En principio esa coalición se mantendrá o terminará por extinguirse durante la discusión de la reforma electoral, que se aprecia como él único gran escollo que puede confrontar a la 4T y la oposición.