Secretaria de Cultura 01.jpg
06 agosto, 2020
Hector González
Cultura

EL CERVANTINO VIRTUAL Y LA CRISIS QUE SE AVECINA

El FIC era una oportunidad muy valiosa para recuperar las pérdidas.

El impacto económico de la nueva normalidad dentro del sector cultural no cesa. Luego del anunció de que la 48 edición del Festival Internacional Cervantino (FIC) se llevará a cabo del 14 al 18 de octubre de manera virtual debido a la contingencia sanitaria de COVID-19, el sector turístico y artístico reciben un nuevo golpe.

El pasado 21 de julio autoridades del gobierno de Guanajuato, de la Secretaría de Cultura y del propio FIC informaron que este año, y en el marco de la emergencia que ocasiona la pandemia, el encuentro cultural más importante de América Latina buscará conectar con “nuevas audiencias a través de un formato virtual”.

Pero el cambio del encuentro no se limita a la transmisión vía streaming: de las tres semanas que tradicionalmente dura, ahora será de tan solo cinco días.

“La pandemia vivida a escala global abrió nuevas oportunidades para explorar formatos adaptados a nuestra realidad”, explica Mariana Aymerich, directora general del festival.

Argumenta que en esta ocasión se antepone la salvaguarda de la vida y la salud de las personas. “Apostaremos por un nuevo formato que se acople a la nueva condición derivada de la presencia de Covid-19 y busque generar nuevas experiencias culturales a través de medios digitales y a distancia para estar cerca del público”.

No solo se trata de trasladar las expresiones culturales a la pantalla, añade, “sino de ajustar los recursos digitales a las necesidades de las expresiones artísticas y sus creadores”.

En esos cinco días el público podrá disfrutar de presentaciones artísticas en formatos digitales, así como de conferencias, talleres y clases magistrales “con la calidad que siempre ha caracterizado a esta celebración cultural”, apunta Aymerich.

De cara a los ajustes, la presencia de Cuba y Coahuila se pospondrá para la edición 49 en 2021.

Impacto

La decisión se suma al que ya de por sí ha sido un año complicado para los sectores turísticos y artísticos del país. Según integrantes de estos rubros el costo de realizar el Cervantino en este formato tendrá un impacto de al menos 600 millones de pesos.

Helen Ayala, presidenta estatal de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimento Condimentados (Canirac), reconoce que la cadena turística se verá seriamente afectada. “El FIC era una oportunidad muy valiosa para recuperar las pérdidas que lleva el sector, principalmente en Guanajuato”.

Añade que se preveía reactivar al sector con el encuentro, puesto que “Cuba y Coahuila prometían mucho”. La medida, abunda, afectará también a ciudades como León y San Miguel de Allende.

Liliana Preciado Zárate, presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Guanajuato, apunta que esperaban que el Cervantino fuera un “salvavidas” para el ramo, ya que cada año deja una derrama de al menos 46 millones de pesos para los hoteleros.

“Ya traíamos 30% de la ocupación hotelera reservada para el festival. Calculo que los hoteleros tendrán que regresar más de 20 millones de pesos. Y si a esto sumamos que hasta junio pasado las pérdidas se ubicaban en 80 millones de pesos y 200 empleos fijos, tenemos un panorama desolador”, explica.

Respecto de los artistas Mariana Aymerich asegura que hay un compromiso con los aproximadamente 400 artistas, prestadores de servicios y staff que anualmente colaboran en el Cervantino y recibirán un apoyo por parte de los organizadores. “Los grupos artísticos que ya habían sido seleccionados obtendrán una ayuda y la opción de que tengan una intervención virtual o que puedan estar presentes el año entrante”.

Sin precisar el formato del apoyo, advierte que se prevén las opciones de créditos y contratos previos. “Los artistas de Guanajuato tendrán una compensación económica proveniente del presupuesto del festival”.

La funcionaria adelantó que será en las siguientes semanas cuando se dé a conocer la nueva programación. Hasta ahora se tienen previstas actuaciones en vivo a puerta cerrada en teatros o las propias casas de los artistas y transmisiones de repertorios pregrabados.

El presupuesto para esta edición del FIC es de 84 millones de pesos, pero Aymerich reconoce que habrá “ajustes”. Las compañías y artistas que trabajen en formato virtual no recibirán los mismos honorarios que si actuaran de manera presencial. “Se invertirá lo necesario para cubrir los apoyos y tener una edición a la altura de las circunstancias”, concluye.

RECUADRO

Algunos costos de cancelaciones

Feria de San Marcos Desde 1828 el encuentro es considerado el evento anual más importante de Aguascalientes. Celebrado entre marzo y abril de cada año, genera una derrama económica superior a 107 millones de pesos y una asistencia de más de 100 mil visitantes. Desde su inicio solo ha suspendido en dos ocasiones: en 2009 se canceló después de diez días de actividades debido a la pandemia de Influenza AH1N1 y ahora en 2020 a causa del coronavirus.

Guelaguetza Considerada la fiesta cumbre de los oaxaqueños, la celebración que se realiza desde 1969 durante el mes de julio en la capital del estado generó tan solo en 2019 una derrama económica de 423 millones de pesos en la entidad. Si bien el gobernador Alejandro Murat ha señalado que espera poder reprogramar la festividad para diciembre de 2020, por ahora se realizan transmisiones virtuales.