Rays de Tampa Bay en el tercer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana 13 de octubre de 2020 en San Diego AP Foto Ashley Landis.jpg
Foto: Ashley Landis AP
14 octubre, 2020
Redacción
Deportes

Rays están a un triunfo de Serie Mundial

En la Nacional Bravos amplían a 2-0 ventaja ante Dodgers

San Diego, California, 14 de octubre de 2020.- Un sencillo de dos carreras conectado por Joey Wendle significó la ventaja y los Rays de Tampa Bay derrotaron el martes 5-2 a los Astros de Houston para colocarse a una victoria de la Serie Mundial.

Los Rays remontaron para tomar una ventaja de 3-0 en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, a un máximo de siete juegos, en el Petco Park. Sólo una vez en su historia han disputado el Clásico de Otoño.

El derecho Tyler Glasnow, quien creció justo al norte de Los Ángeles, tratará de dar a los Rays su primer gallardete de la Americana en 12 temporadas este miércoles, cuando enfrente a Zack Greinke.

Tampa Bay llegó a la Serie Mundial en 2008, cuando cayó ante Filis de Filadelfia.

Los innovadores Rays, dirigidos por el ex cátcher de las mayores Kevin Cash, tienen una de las nóminas más austeras de las Grandes Ligas en esta campaña abreviada por el coronavirus. Aún así, ostentaron la mejor foja del Joven Circuito, con 40-20.

Los Astros se colaron en los playoffs con un récord de 29-31, antes de lograr un 5-1 para instalarse en la Serie de Campeonato. Pero no se han parecido al equipo que ganó el título de la Americana en dos de las últimas tres campañas.

Y a los ojos de muchos, siguen siendo los villanos del beisbol, por el escándalo del robo de señales, un acto indebido que cometieron hace tres años, cuando terminaron ganando la Serie Mundial.

Los Astros se vinieron abajo en el sexto capítulo, cuando Tampa Bay envió a 11 bateadores al plato y anotó cinco carreras con cuatro hits, dos pelotazos y la pifia del venezolano Altuve en la intermedia. Una de las carreras fue sucia.

El mexicano José Urquidy, quien cargó con la derrota, limitó a los Rays a dos sencillos en cinco entradas, antes de que el cubano Randy Arozarena conectara un sencillo que inauguró el sexto innning. Brandon Lowe pegó un rodado hacia Altuve, quien tenía que hacer un out forzado de rutina.

Sin embargo, su tiro fue demasiado corto. La pelota rebotó y se le escapó al boricua Carlos Correa para terminar en el jardín izquierdo.

Liga nacional

En tanto en Arlington, Texas, por segunda noche consecutiva, Ozzie Albies disparó un cuadrangular que envió la pelota hacia el bullpen de los Bravos en la novena entrada. Y de nuevo, ahí estuvo Mark Melancon para atraparla de aire.

Para ese momento, Atlanta tenía una ventaja de cinco carreras. Pero cuando Melancon llegó al montículo, la diferencia se había reducido a una sola anotación.

De nuevo, el relevista ayudó a preservar la exigua delantera.

Freddie Freeman también bateó un cuadrangular por segunda noche seguida y los Bravos superaron 8-7 a los Dodgers de Los Ángeles, con lo cual se colocaron 2-0 arriba en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Ian Anderson extendió su racha sin aceptar carrera en los playoffs, al cumplir una apertura abreviada.

Atlanta se convirtió apenas en el cuarto equipo en la historia de las mayores en comenzar una postemporada con una foja de 7-0. Los Bravos han superado a sus oponentes por 37-12 en forma combinada durante los playoffs.

Los Bravos se colocaron a dos triunfos de la Serie Mundial, una instancia que no visitan desde 1999. Los 14 equipos anteriores que han ganado los dos primeros juegos de una serie a un máximo de siete en la Liga Nacional han terminado conquistando el gallardete.

Este miércoles, en el tercer juego, el mexicano Julio Urías, de 24 años y con experiencia en los playoffs, abrirá por los Dodgers, que persiguen su tercer banderín de la Nacional en cuatro temporadas. Kyle Wright, derecho novato, tendrá la responsabilidad por Atlanta.