Botones de propgana política de Biden y Harris
Foto: AP
24 noviembre, 2020
Redacción
Internacional

Gobernador de Pensilvania certifica triunfo de Biden en esa entidad

Biden y Harris recibieron 3.46 millones de votos contra 3.38 de Trump y Pence

Harrisburg, Pensilvania, 24 de noviembre. El demócrata Joe Biden ha sido certificado como el ganador de las elecciones presidenciales en Pensilvania, luego de tres semanas de recuentos de votos y una sucesión de demandas legales fallidas por parte del presidente Donald Trump.

El gobernador demócrata Tom Wolf tuiteó que el Departamento de Estado de Pensilvania “certificó los resultados de las elecciones del 3 de noviembre” en el estado para presidente y vicepresidente de Estados Unidos.

“Como lo requiere la ley federal, he firmado el Certificado de Verificación para la lista de electores a favor de Joe Biden y Kamala Harris”, agregó.

El Departamento de Estado de Pensilvania anució que envió el “certificado de comprobación” al archivo nacional en Washington. Los electores del estado, una mezcla de demócratas electos, activistas del partido y otros partidarios firmes de Biden se reunirán en el capitolio estatal el 14 de diciembre.

Según los resultados oficiales, Biden y Harris recibieron 3.46 millones de votos; Trump y el vicepresidente Mike Pence 3.38 millones y el libertario Jo Jorgensen 79 mil.

La secretaria de Estado, Kathy Boockvar, indicó en un comunicado que los funcionarios electorales y los trabajadores de los comicios son “los verdaderos héroes de nuestra democracia”.

“Estamos tremendamente agradecidos con los 67 condados que han trabajado jornadas extremadamente largas para garantizar que se cuente cada voto habilitado de manera segura”, dijo Boockvar.

Trump, quien perdió los 20 votos electorales del estado frente a Biden, ha hecho de Pensilvania una pieza central de sus fallidos intentos legales para invalidar los resultados de las elecciones.

Un juez federal infligió el sábado un grave revés a las gestiones legales de la campaña de Trump al desestimar una demanda que, dijo carecía de pruebas y presentaba “argumentos legales carentes de mérito y acusaciones especulativas”.