Aerial top view container ship at sea port and working crane bri
13 enero, 2021
Claudia Luna Palencia
Internacional

PERSPECTIVAS MUNDIALES PARA 2021

En su mensaje por el año nuevo António Guterres, secretario general de la ONU, se congratuló porque 2021 vislumbra un escenario más optimista gracias a la celeridad de las vacunas antiCovid que, insistió, no deben dejar a nadie atrás.

Las perspectivas económicas para el año que recién inicia pasan por una recuperación en V, que será más lenta en aquellos países más golpeados por la urgencia sanitaria derivada del SARS-CoV-2 y su incidencia en la masa productiva.

El balance de 2020 será totalmente negativo en el PIB global, con una estimación que la OCDE cifra en -4.2%; el Banco Mundial prevé una caída de -5.2%; el FMI un desplome de -4.4%, y la Comisión Europea un descenso de -4.3 por ciento.

Para 2021 las expectativas son más halagüeñas, anticipándose un rebote de la macroeconomía gracias al restablecimiento de las cadenas de suministro en el comercio mundial, a las políticas fiscales y monetarias y a los planes de financiamiento y de compra de deuda por parte de diversas instituciones de banca central.

El escenario en 2021 anticipa un PIB estimado de 4.2%, según la OCDE y el Banco Mundial; de 5.2% de acuerdo con el FMI, y de 4.6% en la perspectiva de la Comisión Europea.

Si bien China irrumpió con Wuhan como zona cero del coronavirus, el año pasado habría logrado un crecimiento entre 1.8 y 2.2%, mientras que en los próximos meses recuperará su papel eje de la economía global por su enorme bifurcación comercial con todos los países.

La mayor parte de los organismos internacionales ubican por encima de 8% el crecimiento de la economía china para 2021, salvo la Comisión Europea que lo proyecta en 7.3 por ciento.

Todas las regiones, a excepción de Asia-Pacífico, cerraron el año pasado en negativo en el renglón del crecimiento económico. América Latina y el Caribe han sido de los más afectados con una caída estimada de -8.1% para el FMI y -7.2% para el Banco Mundial.

En opinión de Laurence Boone, economista en jefe de la OCDE, por primera vez desde que inició la pandemia “se vislumbra esperanza” para un futuro mejor.

“Los progresos en vacunas y tratamientos elevan las expectativas y la incertidumbre retrocede. Los próximos meses estarán marcados por las campañas de vacunación y la recuperación de la confianza por parte de los inversionistas”, a juicio de Boone.

Desde la sede de la OCDE en París su titular, José Ángel Gurría, coincide con la preocupación de Guterres como cabeza de la ONU e igualmente hace hincapié en que los más desprotegidos no deben quedar a la vera de las vacunas en países en guerra o en campos de refugiados.

En Estados Unidos el costo unitario cubierto por Pfizer es de 19.50 dólares mientras en Bélgica Eva de Bleeker, ministra de Presupuesto, señaló que su gobierno pagó doce euros, que en dólares al tipo de cambio actual es de 14.64 por cada viral.

Para la OCDE es crucial restablecer la confianza en la economía por medio de las campañas de vacunación y de los fármacos antiCovid, lo que permitirá enfocar las políticas públicas en la recuperación.

“La recuperación será desigual en los distintos países y sectores y podría provocar cambios duraderos en la economía mundial. Las naciones que cuentan con programas eficientes de aplicación de pruebas, rastreo y aislamiento y donde es posible distribuir las vacunas eficaces con rapidez posiblemente se desempeñen relativamente bien, pero persiste un alto grado de incertidumbre”, advierte el organismo.

Cada región resiente con diversa magnitud el impacto de la pandemia. En esa medida será también su vuelta a la normalidad, que para la OCDE pasa además por una combinación de medidas: “Los formuladores de políticas públicas tendrán que preservar tanto el apoyo fiscal como la salud pública y a la vez actuar con determinación para retomar impulso”.

Campañas de vacunación

Tanto Europa como América del Norte fueron señalados el año pasado como focos de los contagios por coronavirus, fundamentalmente por el número de fallecidos diarios.

El Viejo Continente inicia 2021 metido de lleno en una tercera oleada de coronavirus en momentos en que varias naciones no pueden controlar ni siquiera la segunda ola de infecciones y por su ratio de muertos Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Bélgica y España han recurrido a toques de queda, confinamientos selectivos y cierres perimetrales para tratar de contener la expansión del patógeno.

Reino Unido y Alemania iniciaron enero con más de mil fallecidos diarios, respectivamente por Covid-19. Las medidas no se hicieron esperar y la vuelta a un lockdown ha sido inminente en Escocia, Reino Unido (advierte que será hasta marzo), Alemania y Dinamarca e Italia prorrogan las restricciones.

¿Cómo se espera el escenario para el primer trimestre? Será sin reunión del Foro Económico Mundial en Davos, sin Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid; sin Semana Santa en Sevilla; sin premios Grammy en EU y sin muchos otros eventos globales.

Todos los organismos internacionales coinciden en que de enero a marzo seguirán resintiéndose efectos descontrolados del contagio que dejan las fiestas decembrinas; eso implicará que la prolongación de las medidas de confinamientos, semiconfinamientos y otras restricciones a la movilidad prevalecerán.

No obstante se prevé que de cara al verano, con el avance de las inmunizaciones de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y otros sueros de varios laboratorios que se aprobarán en los meses venideros, logrará recuperarse capacidad de movimiento.

Las cadenas de suministro global volverán a su curso normal con China como proveedor fundamental: su economía representará más de un tercio del crecimiento esperado en 2021.

El objetivo es que las vacunas den certeza y confianza, necesarias para que también se restablezcan las cadenas de demanda y de consumo, pues desde el año pasado hay una demanda acumulada y un ahorro acumulado en las personas y las familias.

Las inmunizaciones aprobadas en tiempos récord a finales del mes de diciembre significan una enorme luz de esperanza para una rápida vuelta a la normalidad en la que, como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), la gente deberá continuar usando mascarilla a pesar de que esté vacunada con las correspondientes dosis.

Hay dudas por despejar en temas como la duración de la inmunización, cuánto tiempo es efectiva y si bien genera una protección de anticuerpos para la persona inoculada; esto, aseguran los científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), no evitará —es una hipótesis— que un portador inmunizado deje de propagar el virus.

Organización

¿Cuándo tocará vacunarse? ¿Habrá forma de elegir vacuna de una determinada farmacéutica? Hasta estos momentos solo Reino Unido e Israel han puesto más de un millón de vacunas de Pfizer.

En Israel la gente acude en su vehículo a los estacionamientos de los centros comerciales y sin bajarse le suministran la vacuna; el personal sanitario militar participa en un amplio despliegue en el que aprovecha todo tipo de infraestructura.

Para otras naciones, en cambio, el arranque ha sido fatal: en España se acumulan 743 mil vacunas de Pfizer y solo han puesto 150 mil, con ciudades como Madrid cumpliendo solo 6% de la meta semanal de inmunización; cada siete días llega un nuevo suministro de 370 mil dosis solo de Pfizer, aunque el pasado 6 de enero la Agencia Europea del Medicamento aprobó el uso de emergencia del suero de Moderna para los 27 países del club europeo.

El reto aquí en España es poner 100 mil vacunas diarias para llegar al 31 de julio con 21 millones 200 mil personas inmunizadas, casi la mitad de su población.

Hasta naciones más disciplinadas, como Alemania, han visto que el desafío las rebasa a tal grado que pretenden, junto con Reino Unido en la misma tesitura, manejar a “su manera” el calendario de vacunación ante la advertencia de la FDA y de la Agencia Europea del Medicamento porque se respeten la cantidad en las dosis, el número de aplicaciones y el tiempo entre una y otra.

Para la OCDE la confianza puede resultar mermada nuevamente si surgen problemas con la distribución o inesperados efectos secundarios de las vacunas, y si no se aprenden las lecciones de las dos primeras olas de la pandemia.

En voz de José Ángel Gurría todo es posible con una coordinación y cooperación internacional: si se lleva a cabo de manera efectiva los brotes futuros pueden controlarse con sistemas de testeo, rastreo y aislamiento, así como campañas de vacunación y fortalecimiento de la red de salud pública.

“Volver a construir mejor exige liderazgo y acción para construir sobre la promesa de vacunas, así como para reemprender negociaciones multilaterales sobre comercio, sobre el clima y sobre normas digitales para abrir camino hacia un crecimiento sustentable y una sociedad donde haya oportunidades disponibles para todos”, en opinión del titular de la OCDE.

¿Cómo será el primer semestre? Prevalecerán las tasas de interés bajas para apuntalar el crecimiento mediante el crédito y el financiamiento, sobre todo en sectores dañados por la caída del consumo y el frenazo en seco del turismo, como son las micro, pequeñas y medianas empresas.

No se descarta que más gobiernos recurran a solicitar empréstitos al Fondo Monetario Internacional, que ya el año pasado concedió créditos a 80 países vía su Línea de Crédito Flexible (LCF), un mecanismo de desembolso no condicionado a ningún cumplimiento de metas de política económica.

Hasta mediados del primer semestre de 2020 habían salido 83 mil millones de dólares de los mercados emergentes, un escape de divisas cuyo balance esperado sería mucho mayor en el flujo anual.

Como mucho mayor se anticipa que será el recuento oficial de fallecidos por SARS-CoV-2 que darán a conocer los respectivos organismos de estadística gubernamental cuando se tengan consolidados los datos anuales de 2020.

Todos los analistas internacionales ponen la cesta de la recuperación en las vacunas, en la salida vía el comercio internacional, las ventajas de la globalización, el petróleo barato, las tasas de interés bajas así como en la economía verde y en la transformación digital. Solo queda organizarse bien…

Recomendaciones para 2021

En las Perspectivas económicas de la OCDE se sugieren una serie de recomendaciones para facilitar la recuperación económica, que requiere de una suma de esfuerzos.

1. Fortalecer los servicios de salud pública mediante la inversión en trabajadores de la salud, estrategias y capacidad de prevención; poner en marcha programas eficaces de aplicación de pruebas, seguimiento y aislamiento; hacer labor de coordinación en el ámbito internacional para garantizar la disponibilidad de vacunas y tratamientos asequibles dondequiera que se necesiten.

2. Apoyar a la población vulnerable al expandir las redes de seguridad social y mejorar la capacitación de los jóvenes y de las personas con escasas calificaciones; garantizar que los niños de entornos desfavorecidos estén preparados para la era digital al proporcionarles oportunidades equitativas.

3. Apoyar a las empresas al brindar subsidios y capital en vez de préstamos que aumentan su deuda existente; apoyar a las empresas a invertir en su futuro, por ejemplo, al facilitar la adopción de tecnología digital.

¿Hacia un pasaporte antiCovid?

A lo largo de los próximos meses habrá que seguir conviviendo con el virus. Las empresas, las fábricas y las industrias arrancan con planes de austeridad, en tanto que algunos gobiernos aumentan impuestos, directos e indirectos, para proveer de dinero a unas arcas públicas sobrecargadas de necesidades extraordinarias por atender.

El empleo y el ingreso serán los dos desafíos inmediatos por resolver; hay un grave golpe a la masa trabajadora no solo en los países menos desarrollados sino fundamentalmente en los más industrializados.

Las campañas de inmunización irán generalizándose, mientras en varios países se habla ya de establecer corredores turísticos seguros a partir de exigir un pasaporte sanitario o una cartilla antiCovid en la que forzosamente la persona demostrará que ha recibido las dosis de la vacuna si es que quiere viajar en un avión, en un tren, hospedarse en un hotel, viajar o simplemente asistir a un espectáculo o ir a cenar a un restaurante.

Habrá espacios free covid: van surgiendo propuestas en las que se trabaja tanto en México con la Secretaría de Turismo, como en España, según lo analiza Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, para crear corredores turísticos seguros.

Aquí, en el país ibérico, recientemente el todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa, indicó que habrá un registro de todas las personas que objeten vacunarse y esto a pesar de que existe una Ley de Protección de Datos.

En Sevilla, Norberto Sotomayor, fiscal de Mayores, declaró ante los medios que podrían llevarse a cabo acciones legales para quitarle la tutela a las personas empeñadas en no vacunar a alguno de sus familiares a su cargo; esto a raíz de la negativa de un familiar con su padre ingresado en una residencia para ancianos.