Foto: Especial
Jovanche Vitanovski
26 noviembre, 2019
Lorena Ríos
Todo menos politica

VIROTERAPIA, ESPERANZA PARA TRATAR EL CÁNCER

En Australia se empezará a probar este tratamiento en personas a partir de 2020,

El cáncer es una de las primeras causas de muerte a nivel internacional: cada año se le atribuyen 8.2 millones de fallecimientos, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo que descubrir la forma de vencer a esta terrible enfermedad, en la que muchas veces se desconocen las causas que disparan el crecimiento irregular celular, sería uno de los mayores hallazgos del ser humano en el siglo XXI.

Ahora el investigador Yuman Fong encabeza un equipo de médicos científicos del Centro Oncológico City of Hope en Los Ángeles, Estados Unidos, quienes desarrollan un virus modificado capaz de eliminar todos los tipos de células tumorales conocidas hasta la fecha.

El virus se basa en el microorganismo responsable de la viruela de la vaca, que ha mostrado ser capaz de eliminar todos los tipos conocidos de células cancerosas conocidas hasta nuestros días.

Virus de diseño

Bautizado como CF33 el virus lo desarrolla la empresa australiana de biotecnología Imugene, que autorizó su innovación para combatir el cáncer.

Hasta el momento el tratamiento se usa con éxito en tumores de ratones de laboratorio y se busca empezar a realizar pruebas en seres humanos a principio del próximo año.

Para ello se diseñarán protocolos de investigación en pacientes con cáncer de mama, pulmón, vejiga, gástrico e intestinal, para estudiar cómo reacciona el virus modificado en cada caso.

Yuman Fong, experto en materia de cáncer, señaló en una entrevista con el Daily Telegraph que hay “evidencia de que los virus podían matar el cáncer desde principios del siglo XX ya que cuando personas vacunadas contra la rabia tenían cáncer este desapareció o entró en remisión”.

Sin embargo los ensayos que se efectuaron hasta el momento para combatir el cáncer con un virus no han resultado compatibles con el ser humano. Señala Fong que la problemática de este tratamiento es que si el virus es lo suficientemente tóxico como para matar el cáncer también puede matar al hombre.

Ante ello el investigador trata de resolver el problema al utilizar el virus de la viruela de la vaca, un microorganismo que es inofensivo para el hombre y que mezcló con otros que, según las pruebas, podrían destruir las células cancerosas.

De esta manera la viroterapia se presenta como una de las promesas más brillantes de la oncología moderna.

Y si bien destruir las células cancerígenas es una tarea difícil de afrontar un nuevo tratamiento asegura poder hacerlo con todas. Sin embargo dicha terapia solo se ha probado en ratones. Todavía falta bastante para saber si será tan eficaz en el tratamiento de células tumorales humanas. Los ensayos clínicos comenzarán en Australia en 2020.

Revolucionaria

El novedoso tratamiento consistirá en inyectar el virus CF33, un virus quimérico de un Poxviridae con una serie de mejoras oncológicas, directamente en los tumores, donde se espera que se transmita mediante las células cancerosas y las haga explotar.

Además se prevé que el virus alerte al sistema inmunológico de que existen células con cáncer en el cuerpo y lo impulse a buscar y matar otras células enfermas.

En Australia, el país donde se empezará a probar este tratamiento en personas, se muestran prudentes. En declaraciones al medio local News, Sanchia Aranda, jefa del Consejo del Cáncer, señaló que el nuevo tratamiento debe superar muchos obstáculos antes de que se pueda demostrar que funciona.

“Cuando se pruebe en el ser humano veremos si el sistema inmunitario monta una defensa contra el virus y lo elimina antes de que llegue al cáncer”, explicó.

De igual forma comentó que las células cancerosas son muy inteligentes. “Son verdaderos darwinianos que mutan para sobrevivir y existe la posibilidad de que evolucionen para volverse resistentes al virus, como lo hacen ahora para volverse resistentes a la quimioterapia y la inmunoterapia”. 

Virus oncológicos

Los virus con capacidad oncolítica (destructores de células tumorales) se conocen, al menos, desde los veinte pero en la actualidad existen varios como el ONYX-015 o el adenovirus Delta24-RGD, usado en ensayos clínicos para tratar diversos tipos de cáncer. Sin embargo solo sirven para algunos muy concretos.

Esto tiene sentido si se comprende qué es el cáncer en realidad. No existe un solo tipo de cáncer sino miles de ellos. Cada célula tumoral tiene una razón distinta para serlo: puede ser una mutación aquí o allí. Esto las hace muy distintas entre sí y no se comportan de la misma manera ni reaccionan igual ante las terapias. Esto explica, grosso modo, por qué un virus solo puede atacar un tipo de cáncer.

Los virus, como los poxvirus, son moléculas muy complejas que han evolucionado para detectar cierto marcador celular concreto. Si este no existe no “atacarán” a la célula. Los virus “normales” contienen muchas medidas para detectar estos marcadores.