Foto: Especial
Foto: Especial
10 mayo, 2019
Hector González
Todo menos politica

USO Y ABUSO DE LAS REDES SOCIALES

Internet facilita la información adecuada, en el momento adecuado, para el propósito adecuado.

Cuando en 1961 comenzaron a esbozarse desde el Instituto de Tecnología de Massachusetts los primeros bocetos de lo que hoy es internet nadie imaginaba la revolución que supondría para el ser humano: no exageran los académicos que equiparan su invención con la de la imprenta: llegó para cambiarlo todo.

El filósofo coreano Byung-Chul Han acierta cuando sostiene que vivimos en el mundo de la hipercultura. Hoy miramos el presente por medio de ventanas que nos asoman a conocimiento, cultura, nuevos escenarios que nunca imaginamos conocer, a recuperar amistades que creíamos perdidas, a un desarrollo inusitado de la medicina, a negocios —tenemos al alcance de un clic decenas de opciones— y a la comunicación misma —si tiene familiares en el extranjero entenderá de lo que hablamos.

Gracias a la carretera de la información y a las redes que genera estamos ahora en posibilidad de ser una sociedad más madura y libre. “Internet facilita la información adecuada, en el momento adecuado, para el propósito adecuado”, dijo Bill Gates.

Cierto es que Gates es el fundador de Microsoft y que su negocio es la tecnología, pero más cierto aún es que la world wide web (www) llegó para quedarse y su desarrollo y mantenimiento requiere cada vez más de ciudadanos responsables.

Nunca como ahora la información es poder. La Primavera Árabe nos mostró que las redes sociales pueden unir aquello que antes la policía o el ejército reprimían. Un cúmulo de jóvenes coincidió en redes para poner un alto a la dictadura.

Las revueltas de 2011 en Oriente Medio y África demostraron el verdadero poder de internet como herramienta liberadora. Quizá por eso cuando un régimen antidemocrático quiere incomunicar a una sociedad lo primero que hace es limitar el WiFi: ejemplos claros son China y Venezuela.

Vivimos una época en la que apenas estamos aprendiendo a convivir con las posibilidades y riesgos que supone internet. La trata de personas, la pornografía, la suplantación de identidad o el robo de datos y, por supuesto, las fake news (noticias falsas) son alertas de lo que sucede cuando la herramienta se usa para malos manejos.

Evolución

Desde hace unas décadaselmundo experimenta una revolución tecnológica de primer orden centrada en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) e internet se ha convertido en el medio más poderoso de esta revolución.

Cada 17 de mayo, desde 2005, en México y otras partes del mundo se celebra el Día Mundial de Internet, instaurado por la Asociación de Usuarios de Internet (UAI). Esa misma fecha fue elegida por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para conmemorar en el calendario como Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información.

Este sistema global de redes informáticas proporciona la propagación de una comunicación multimodal e interactiva en cualquier momento y libre de límites espaciales.

La tecnología de internet en realidad no es algo nuevo. Su antepasada, Arpanet, se desarrollaba ya en 1969 pero no llegó a los usuarios particulares hasta la década de 1990, cuando el Departamento de Comercio de EU liberó su uso.

Desde ese momento se propagó por el mundo a velocidad extraordinaria. En 1996 se calculó por primera vez el número de usuarios de internet: 40 millones. Y hoy, en 2019, el mundo cuenta con cuatro mil 388 millones de internautas, lo que representa una penetración de 57% a nivel global (según un estudio de We Are Social y Hootsuite).

Teniendo en cuenta el uso que se hace de la telefonía móvil en los entornos familiar y rural, y considerando el uso limitado de estos aparatos entre niños menores de cinco años, puede señalarse que casi toda la humanidad está conectada, aunque con importantes diferencias en cuanto a ancho de banda, eficiencia y precios del servicio.

Dividendo

Internet es una “tecnología de la libertad” —según el término acuñado por Ithiel de Sola Pool en 1973— y desde su arribo no solo ha implicado a la sociedad en el desarrollo de nuevas tecnologías en diferentes espacios —como las telecomunicaciones, la educación, la economía, el deporte o el entretenimiento— sino que además estimula necesidades en la población que cada vez buscan con mayor exigencia ser atendidas.

La velocidad y el alcance de la transformación de las comunicaciones como consecuencia de internet y de las redes inalámbricas suscita una diversidad de cambio en todo el mundo. Destacan entre ellos los avances en Inteligencia Artificial (IA) y el Big Data.

La IA es la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, especialmente sistemas informáticos. Estos procesos incluyen el aprendizaje (la adquisición de información y reglas para el uso de la información), el razonamiento (usando las reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas) y la autocorrección.

Asimismo hablar de Inteligencia Artificial obliga a hablar del Big Data, un concepto muy amplio que se puede definir como la gestión y el análisis de enormes volúmenes de datos que no pueden ser tratados de manera convencional ya que superan los límites y las capacidades de las herramientas de software utilizadas habitualmente para la captura, gestión y procesamiento de datos. Estos datos, que pueden proceder de diversas fuentes, son interpretados por algoritmos de IA encargados de transformarlos en información interpretable, bien por un ser humano o bien por otra máquina capaz de leer esa información.

Según la UNESCO la IA y el Big Data pueden acelerar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030. Los últimos años han sido fundamentales para mejorar la capacidad de procesamiento y almacenamiento, junto con la generalización de la computación en la nube (cloud computing) y los algoritmos de aprendizaje automático (machine learning). Pero además la combinación de IA y Big Data trasladados al día a día de las personas supone un auténtico avance en sectores como la salud, educación, finanzas, agricultura, transporte, etcétera.

Internet también influye en el avance de la robótica. Según el Informe Mundial de Robótica 2018 el próximo año, en 2020, se instalarán más de un millón 700 mil nuevos robots industriales en todo el mundo, lo que allanará el camino para una automatización cada vez más flexible.

Los expertos destacan que su mayor presencia será en el ámbito productivo, donde a pesar de llevar años en las industrias, la robótica verá incrementada su presencia de forma notable en los próximos años.

Y es que las empresas han sido capaces de encontrar nuevas ventajas competitivas en los procesos industriales, apoyadas por la robótica y por sensores del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que gracias a su combinación con la IA dispara la presencia de los robots en los procesos productivos.

Redes sociales

Dentro del internet no cabe duda que las redes sociales han supuesto enormes beneficios en el ámbito de la actividad humana: la inmediatez en el acceso y la recepción de información, el incremento de la comunicación entre las personas, la disponibilidad de muchos conocimientos, la democratización en el acceso a la cultura y la participación, la facilitación del comercio, etcétera.

Sin embargo estas ventajas se ven acompañadas de un buen número de riesgos: amenazas a la privacidad, mala calidad de una buena parte de la información o novedosas formas de comunicación aberrante, por ejemplo.

Las redes sociales son el mejor ejemplo de la sociedad representada en un entorno creado tecnológicamente: se constituyen como un espacio creado para intercambiar información, algo que hoy es esencial en una sociedad que se mueve por y para la información y donde poseerla implica control y poder.

Uso

Las redes sociales acrecientan el alcance para la educación al permitir entre los participantes una mayor interacción que puede generar conocimiento. Los denominados social media concentran un gran potencial cultural entre sus usuarios, que van generando este conocimiento y confiriéndolo al resto, desarrollando ciertas aptitudes individuales y colectivas cuyo paradigma y herramientas —que se asocian a las TIC— generan un amplio abanico de opciones que dinamizan y mejoran el aprendizaje.

Otra cualidad de las redes sociales es que hoy son una apertura de oportunidades para buscar empleo. Carlos Merino-Moreno, doctor en Ciencias Empresariales y Económicas y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, indica que hoy “internet se convierte en un recurso básico, en el cual las empresas y las personas interactúan entre sí para alcanzar el objetivo de cubrir o conseguir un puesto de trabajo”.

En este sentido, dice, “un ejemplo claro de dinamizador social se vincula con el empleo como proceso de socialización con base en la utilidad funcional y económica, por lo que resulta crítico analizar esta variable dentro del contexto de las redes sociales debido al posible impacto de este escenario en la identificación de oportunidades, su amplitud, su dimensión, su grado de ajuste e incluso la vertiente del teletrabajo. De esta forma las redes sociales potencian el tradicional uso del networking para la obtención de empleo”.

Actualmente las redes sociales influyen asimismo en el ámbito de la salud. La social media constituye un punto de encuentro útil, eficaz y eficiente para pacientes y profesionales del sector, tanto en los procesos de apoyo como en la interpretación y transmisión de información entre los usuarios.

En términos de sustentabilidad ambiental y en cuanto a temas de biodiversidad, reciclaje y energías renovables, Merino comenta que “las redes sociales desarrollan un fenómeno de comprensión, promoción y comunicación crítico para favorecer la propagación y la capilaridad del discurso de la sostenibilidad y ponen de manifiesto un conjunto de funcionalidades documentales y audiovisuales de gran aporte para el ejercicio de la sensibilización de las personas”.

Por otra parte es importante señalar el valor que las organizaciones empresariales, desde su visión comercial, toman de las redes sociales en su estrategia de marketing, sobre todo en virtud del impacto en los niveles de visibilidad, inmediatez, globalidad y funcionalidades de comunicación. En este sentido las opciones de geolocalización publicitaria dentro del contexto de las redes sociales pueden ayudar a promover la cercanía al usuario y el monitoreo del valor añadido de la oferta.

Dentro del ámbito económico las redes sociales son también una oportunidad de negocio. Las organizaciones que toman en cuenta el beneficio del capital relacional, donde los flujos de información y conocimiento externo deben ser aprovechados, establecen conexiones donde las particularidades de las redes sociales ofrecen un valor agregado para la captación de ideas e incluso pruebas preliminares de las mismas. De este modo la red social en sí misma es un canal o espacio de negocio en términos de segmento diferenciado.

En cuanto a su influencia en las relaciones familiares y personales la sicóloga y terapeuta Olalla Martínez Rubín considera que en la sociedad actual las redes sociales son partes ya de nuestra vida, lo que refleja la necesidad natural del ser humano acerca de su reconocimiento ante los demás. “Es difícil encontrar alguien entre segmentos amplios de población que no tenga un perfil en alguno de los sitios web creados para este fin; es decir, conexión entre amigos y conocidos para compartir fotos, pensamientos e ideas o planificar actividades, entre otros. Por lo tanto resulta obvio que esta dinámica de compartir información personal impacta directamente en las relaciones personales y familiares; y dependiendo de esos contenidos estas herramientas serán extraordinarias o, por el contrario, dificultarán el desarrollo personal y social”, afirma.

En el plano cultural las redes sociales favorecen el intercambio de opiniones de usuarios acerca de distintos temas de la actualidad, así como de libros o artículos de revistas, entre otros. En general se puede decir que las redes sociales que giran en torno de la cultura abren una gran ventana de comunicación en este sector. En el marco de los impactos la red propicia que la cultura y la información se muevan a gran velocidad y generen un enorme fenómeno de intercambio entre las personas para promover así una transformación del entorno social y cultural de ámbito nacional e internacional y es protagonista clave de cambios estratégicos en el desarrollo global, que gracias a las transformaciones en las TIC generan impactos positivos.

Abuso

Las redes sociales son el paradigma de la sociedad de la información y simultáneamente de la sociedad real pero con su rápido crecimiento aparecen ciertas contradicciones y mitos: ¿son las redes sociales o asociales?; ¿consiguen ofrecer una versión diferente de la sociedad física en un espacio virtual o simplemente la reproducen?; ¿quedan la información y comunicación que realzan las redes sociales erosionadas por el miedo y problemas que generan la vulneración de nuestra privacidad?

El abuso en las redes sociales presenta diversas vertientes. Entre las más delicadas, por ejemplo, está la violencia contra las mujeres en sus diferentes modalidades. En México en los últimos años, como consecuencia directa de la penetración y popularización del uso de las TIC, aumentan fenómenos como la extorsión sexual y la llamada pornovenganza, que se presenta cuando la ex pareja u otras personas publican en internet fotos o videos íntimos de otra persona sin su consentimiento, afectando su integridad emocional en un intento de perpetuar una relación de dominio o poder. Estas prácticas son muy recurrentes en medios digitales debido a la facilidad para compartir contenido.

Otra vertiente en este sentido es el ciberacoso o ciberbullying: al ser un espacio donde interactúa todo el mundo, las redes son un escenario fácil para esta clase de delito que humilla, ofende, amenaza, extorsiona o difama a alguien.

La democratización de las tecnologías se descontroló y en las redes sociales la información de un usuario no es completamente segura, por lo que puede convertirse en presa fácil de este tipo de situaciones y sufrir acoso sexual o un acoso social sumamente fuerte que lo puede llevar a situaciones verdaderamente graves, como el suicidio.

En el mundo virtual, sin saber si es cierta o falsa, una acusación provoca en muchos de los casos que una persona señalada se convierta en víctima del linchamiento mediático ya que los internautas se transforman en jueces y verdugos: es ahí donde hacer acusaciones sin fundamentos resulta en extremo grave. La vida social y laboral de la víctima se ve completamente afectada, sufre depresión y su parte emocional es cada vez más vulnerable. Por ende, dentro de las redes sociales se recomienda el cuidado en la forma para desempeñarse.

El #MeToo mexicano

Los pasados 23 y 24 de marzo se recordarán como los días en que el #MeToo reventó las redes sociales en México. Por medio de diversos hashtag (como #MeTooEscritoresMexicanos, #MeTooPeriodistasMexicanos, #MeTooCineMexicano, #MeTooMusicosMexicanos) cientos de mujeres denunciaron de manera pública y en el mayor de los casos anónima a presuntos acosadores, violadores y abusadores.

La movilización se viralizó y se convirtió en tendencia nacional y mundial. Las acusaciones no cesaron. La ola de exhibición pública a supuestos agresores tuvo un punto de inflexión el pasado 1 de abril, cuando el músico de Botellita de Jerez, Armando Vega-Gil, se quitó la vida tras ser acusado de manera anónima por una supuesta víctima que denunció haber sido acosada a los 13 años.

La antropóloga Marta Lamas sostiene que el #MeToo mexicano es el síntoma de una problemática mayor. “Estamos fallando en tomar en serio las denuncias en un debido proceso”.

Figura histórica dentro del movimiento feminista y autora del libro ¿Denuncia legítima o victimización?, la académica argumenta que las mujeres están hartas del machismo, la prepotencia, la violencia y el abuso. “El #MeToo, tanto el de EU como el mexicano, da una fuerza colectiva a una protesta legítima, sobre todo cuando las denunciantes no ocultan su identidad”.

Al igual que Lamas la escritora Margo Glantz reconoce la importancia del movimiento con “todas las características y excesos que puede tener”, y señala que corresponde a las mujeres cuidarlo.

El analista Sergio Sarmiento, a su vez, asegura que por medio de las redes sociales el movimiento #MeToo llevó a la forma escrita lo que antes se decía en forma de chisme o rumor. Hasta ahora aporta una mayor conciencia hacia los actos de acoso, muy comunes en el campo laboral. “Su activismo ha hecho del tema un asunto de discusión social y esto es muy positivo”.

No obstante reconoce también que genera el linchamiento de personas por medio de denuncias anónimas o de historias que no parecen congruentes. “En general el saldo es positivo pero la muerte de Armando Vega-Gil o la gente que dice que su vida ha sido destruida con acusaciones falsas nos obliga a reparar en que las acusaciones deben presentarse con pruebas”.

Vigilancia y espionaje

En noviembre de 2018 Edward Snowden, ex analista de seguridad de EU, quien reveló el espionaje electrónico masivo del gobierno de Washington en 2013, denunció un programa israelí de vigilancia llamado Pegasus para espiar a activistas, periodistas y defensores de derechos humanos, entre otros.

El programa supuestamente utilizado por diversos gobiernos, incluido México, fue creado por la firma NSO Group para espiar exclusivamente a bandas criminales o terroristas pero su uso fue más allá de lo establecido.

Según trascendió el programa puede infiltrarse en teléfonos inteligentes y otros aparatos para monitorear cualquier detalle de la vida diaria de una persona por medio de su celular, ya sea por medio de llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos, contraseñas, contactos y calendarios. Pegasus puede incluso utilizar el micrófono y la cámara de los teléfonos para realizar vigilancia, convirtiendo el teléfono de la persona vigilada en un micrófono oculto.

Pero a pesar de que grupos como Amnistía Internacional denuncian que la vigilancia “es una violación grave del derecho a la intimidad y limita la libertad de expresión al saberse vigilado”, varios países dan carta blanca a la vigilancia indiscriminada en sus leyes.

En Francia, por ejemplo, se permite interceptar masivamente comunicaciones, retener información durante largos periodos y sin autorización judicial previa. También Reino Unido introdujo en su legislación mayores poderes de espionaje. Polonia otorga poderes de vigilancia incompatibles con el respeto a la privacidad a la policía y otras agencias. Con la Ley de Libertad (Freedom Act) EU intenta poner fin a la recopilación en masa de grabaciones de llamadas telefónicas, pero es solo un primer paso ya que no abarca muchos otros aspectos de la vigilancia masiva revelada por Snowden. Otros países como China o Rusia también vigilan internet con total desprecio a la intimidad de las personas.

¿Regular o no regular?

En un artículo reciente publicado de manera simultánea en varios periódicos de Estados Unidos y Europa, Mark Zuckerberg, fundador y presidente de Facebook, dio la nota al solicitar a los gobiernos la regulación para internet, redes sociales incluidas.

Zuckerberg denunció la negligencia de las autoridades y cuestionó su pasividad ante delitos como la violación de los derechos individuales o la trata de personas en la red bajo el amparo de la complejidad tecnológica, la superposición de jurisdicciones y la libertad en internet.

El empresario solicitó a las autoridades una postura activa frente a los retos que representa internet para la protección de datos personales y la diseminación de información falsa con propósitos políticos.

De cara a sus comentarios y sucesos como los ocurridos en México el asunto de la regulación de los contenidos en la red se pone sobre la mesa. “Es verdad que se ha abusado desde las redes sociales —plantea el escritor Federico Reyes Heroles—. Yo nunca creí en ellas y me liberé, pero conozco a muchos arrepentidos”.

No obstante el analista se decanta por la autorregulación. “Creo que ya está ocurriendo. En un futuro Twitter terminará siendo un mecanismo de información de los prominentes. Necesitamos restaurar la comunicación humana de fondo”.

En contraste el abogado Gerardo Laveaga advierte que las redes sociales terminarán regulándose. “No existe un solo derecho ilimitado. Ninguno. Ni el de la vida, ni el de la libertad. Yo puedo decir lo que piense siempre que no dañe a los otros. Estoy convencido de un derecho mínimo pero dentro de este mínimo necesitamos determinar qué afecta a los demás. La libertad de expresión tiene que regularse. No

puedo decir todo lo que yo quiera, cuando yo quiera. Eso puede causar un daño al tejido social. Puedes opinar siempre que fundamentes”.

Por su parte el investigador Carlos Augusto Jiménez Zarate reconoce que si bien Twitter y otras redes trabajan en la detección de cuentas de trolls o bots, no se dan abasto. “Ahora tenemos lo que se llama cibertrolls, cuentas semiautomatizadas que pueden generar discusiones de tipo real para después viralizarlas y convertirlas en tendencia”.

A fin de contrarrestar las fake news y los contenidos falsos organismos ciudadanos implementan aplicaciones y herramientas para detectar la mentira.

Entre los instrumentos más comunes están los verificadores de medios. En EU la Universidad de Indiana ha desarrollado aplicaciones para que los ciudadanos puedan cotejar noticias. Incluso en México, a propósito de las elecciones de 2018, se lanzó #Verificado2018. Sin embargo estas campañas tienen tiempo de caducidad.

El debate entre quienes apuestan por una regulación y quienes la cuestionan no es sencillo. Jiménez Zarate concluye que “nos guste o no, la regulación es inminente”, por eso es mejor comenzar un diálogo para llegar a un verdadero acuerdo social. La finalidad no debe ser la censura sino la emisión de contenidos documentados y verificables. “Se necesita eliminar el acoso y el ciberbullying, pero es verdad que es una línea muy delgada la que divide la regulación de la censura”.

Sergio Sarmiento sostiene que el tema de las redes sociales es aún nuevo y el #MeToo refleja que apenas ahora la gente descubre su poder y “por eso cada vez tenemos más intentos por manipularlas”.

El columnista finaliza con la advertencia de que dejar un tema como este en manos del gobierno puede ser peligroso: “Lo que vemos en las redes sociales es lo que siempre hemos tenido a nivel chisme: la diferencia es que ahora lo tenemos por escrito y queda un registro”.

Como la libertad, internet implica respeto y conciencia social. Uno puede hacer lo que guste siempre que no afecte a los otros. El buen o mal uso de una herramienta positiva como las redes sociales depende de cada individuo y de su capacidad para autorregularse.

El debate está en marcha y debe ser tan plural como pensado, una y otra vez. La tentación de la censura parece asomarse de nuevo y no podemos ceder ante quienes, a partir del miedo y los errores de unos, pretenden limitar los derechos de los demás, los nuestros, los de todos.

 

 

Movimientos sociales nacidos en las redes

#MeToo (2017)

15 de octubre de 2017. Tarana Burke inició este movimiento para apoyar a las víctimas de acoso y abuso sexual. Hashtag #MeToo.

#WomensMarch (2017)

El 21 de enero de 2017 se llevó a cabo la Women’s March porque muchas mujeres no estaban conformes con los resultados de las elecciones en EU. Hashtags #WhyIMarch, #WomensMarch, #StrongerTogether.

#TakeAKnee (2016)

En 2016 Colin Kaepernick, el jugador de la NFL, comenzó a rehusarse a estar de pie durante el himno nacional de EU previo a los partidos, en protesta por el racismo y la brutalidad policial contra ciudadanos afroamericanos. Hashtag #TakeAKnee.

#BringBackOurGirls (2014)

En 2014 al menos 276 niñas fueron secuestradas en una escuela en Nigeria por Boko Haram, un grupo radical de origen árabe. La noticia desató un movimiento que se viralizó rápidamente. Hashtag #BringBackOurGirls.

#YoSoy132 (2013)

Este movimiento nació en 2013 en la Universidad Iberoamericana como protesta contra el entonces candidato presidencial del PRI durante una conferencia dentro de la institución. Hashtag #YoSoy132.

Primavera Árabe

El 6 de abril Facebook jugó un importante papel en Egipto al usarse para convocar a protestas contra el régimen de Hosni Mubárak. Además de unir a las personas sirvió para informar al mundo lo que pasaba en ese lugar ya que muchos medios de comunicación eran censurados.

Fuente: https://hotbook.com.mx/los-movimientos-que-han-surgido-en-las-redes-sociales/

 

Glosario

Bot

Abreviatura de robot. Es un programa informático que actúa de forma automática imitando el comportamiento humano.

Ciberbullying

Acoso sistemático a una persona por parte de otra utilizando para ello medios digitales.

Fake news

Noticias falsas que intentan convencernos de su veracidad aunque resulte increíble.

Follower

Usuario que sigue a otro en una red social. Se usa casi exclusivamente en Twitter.

Hashtag

Su origen está en Twitter, donde se precede del símbolo # para destacar algún tema en tendencia.

Hater

Personas que muestran sistemáticamente actitudes negativas u hostiles ante cualquier asunto.

Hoax

Bulo o noticia falsa que se propaga por las redes sociales en cadena.

Influencer

Nuevos líderes de opinión que pueden modificar o influenciar el pensamiento de sus seguidores en las distintas plataformas digitales.

Meme

Nombre que recibe cualquier fenómeno de internet que se haga popular. Normalmente son videos o imágenes que propagan los usuarios.

Phishing

Cibercrimen que designa la práctica por la cual se engaña al usuario con el fin de obtener datos suyos para poder suplantar la identidad.

Stalker

Rastreador o acosador en las redes sociales. Esta actividad no es benéfica y se usa mucho en redes sociales.

Trending Topic

Palabras que definen los temas más populares de las redes sociales en un momento determinado.

Troll (hater de YouTube)

Es aquella persona que interviene en foros, chats o comentarios de internet con mensajes polémicos, difamatorios, irrelevantes o incluso despectivos.

Viral

Todo tipo de contenido que ha causado tal sensación entre los usuarios de internet, que se propaga rápidamente por las redes sociales.

Blogger

Persona o marca que gestiona y publica un blog o videoblog. En YouTube son llamados youtubers.

Fuente: http://toyoutome.es/blog/diccionario-ilustrado-espanol-social-media-social-media-espanol/27528