Cáncer de mama jóvenes tec monterrey.jpg
Tec Monterrey
19 octubre 2021
Redacción
Bienestar

Recomendaciones para prevenir el cáncer de mama metastásico

Hoy es el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama

Si el médico ha dicho que el cáncer de mama se ha propagado, es posible que haya usado la palabra “metástasis”. Cuando a alguien se le diagnostica cáncer de mama metastásico, significa que el cáncer se ha trasladado a otras áreas del cuerpo más allá de la mama.

Pero, ¿qué significa eso exactamente y adónde pueden ir las células del cáncer de mama? La oncóloga Erin Roesch de Cleveland Clinic, analiza dónde es más probable que se disemine el cáncer de mama y cómo puede influir el tipo de cáncer de mama.

¿Cómo se propaga el cáncer de mama?

El cáncer de mama puede invadir y crecer en el tejido que rodea la mama, o puede viajar a otras partes del cuerpo y formar un nuevo tumor allí. Casi todos los tipos de cáncer tienen la capacidad de propagarse (incluido el de mama), pero si se propagará o no (y qué tan rápido) a menudo está relacionado con el tipo de cáncer de mama que se tenga.

El cáncer de mama se puede propagar de tres formas:

· Puede extenderse desde el seno a las áreas circundantes (como los ganglios linfáticos debajo del brazo o cerca de la clavícula).

· Las células cancerosas pueden viajar a través del torrente sanguíneo a otras áreas del cuerpo.

· Las células cancerosas también pueden moverse a través del sistema de los ganglios linfáticos a otras partes de su cuerpo.

“Cada cáncer es diferente, pero el tipo de cáncer de mama que tiene normalmente juega un papel en lo agresivo o lento que es y dónde es más probable que se disemine”, dice la Dra. Roesch.

¿En qué parte del cuerpo se disemina el cáncer de mama?

En teoría, el cáncer de mama puede extenderse a cualquier parte del cuerpo, pero lo más común es que se propague a los ganglios linfáticos, los pulmones, el hígado, los huesos y, a veces, al cerebro. Sin embargo, hay que tener en cuenta que incluso si el cáncer de mama se disemina a otras áreas del cuerpo, todavía se considera cáncer de mama. Por ejemplo, si el cáncer de mama se disemina a los pulmones, no significa que ahora también tengas cáncer de pulmón.

Si el cáncer de mama se ha trasladado a otras partes del cuerpo, es posible que se experimente síntomas relacionados con el área a la que se ha diseminado, pero no siempre.

Aquí la Dra. Roesch explica cómo el cáncer de mama metastásico puede afectar diferentes partes del cuerpo:

· Ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos debajo del brazo son el primer lugar donde es más probable que se disemine el cáncer de mama. También podría viajar al tejido que rodea el seno, como en el pecho, o podría viajar hasta la clavícula o la parte inferior del cuello. (El cáncer de mama solo se considera metastásico si se disemina más allá de estas glándulas y hacia otras partes del cuerpo). Si el cáncer de mama se ha diseminado a esta área, es posible que se experimente dolor, inflamación de los ganglios linfáticos o un bulto debajo de la axila.

· Pulmones. El cáncer de mama que se ha extendido a los pulmones puede causar dificultad para respirar, dolor en el pecho, tos persistente o puede provocar tos con sangre. El cáncer también puede crecer para llenar el espacio entre los pulmones y la pared torácica, lo que hace que el líquido regrese a los pulmones.

· Hígado. Si el cáncer se ha extendido al hígado, es posible que se experimente dolor de estómago, hinchazón, hinchazón del estómago o sensación de saciedad, incluso si no se ha comido recientemente. También se puede experimentar pérdida de apetito, náuseas, vómitos o ictericia, que es una coloración amarillenta de la piel.

· Cerebro. El cáncer de mama que se disemina al cerebro puede causar una variedad de síntomas neurológicos, que incluyen dolores de cabeza, cambios en la visión, mareos, aturdimiento y confusión o niebla mental.

· Huesos. El cáncer de mama puede extenderse a los huesos y debilitarlos. Se puede experimentar dolores de huesos, dolor general o cansancio. También se es más propenso a sufrir roturas o fracturas óseas.

Si el cáncer de mama se ha extendido…

Incluso si el cáncer de mama se ha diseminado a otras partes del cuerpo, no significa necesariamente que no sea tratable. Si el cáncer no se puede extirpar, el objetivo del tratamiento es mejorar los síntomas, mejorar la calidad de vida y prolongar la supervivencia.

“Algunas mujeres viven con cáncer de mama durante varios años a medida que aprenden a adaptarse y aceptar que estarán en tratamiento por un período de tiempo indefinido”, explica la Dra. Roesch. “Su doctor lo ayudará a aprender y enfrentar lo que puede esperar en este viaje”.