Cumbre ASEAN
Foto: AP
14 noviembre, 2020
Redacción
Finanzas

Por tercer año consecutivo, Trump ausente de cumbre ASEAN

China se dispone a ampliar un acuerdo de libre comecio

Hanoi, Vietnam, 14 de noviembre. El presidente Donald Trump se abstuvo por tercer año consecutivo de asistir a una cumbre con sus contrapartes del sureste asiático, al tiempo que China, el gran rival de Estados Unidos, se dispone a ampliar su influencia en la región con un gran acuerdo de libre comercio.

El asesor de seguridad nacional Robert O’Brien señaló que Trump lamentaba no poder asistir a la cumbre online con los diez miembros de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés), pero destacó la importancia de los lazos con la región.

“En esta época de crisis global, la sociedad estratégoca EU-ASEAN es más importante que nunca para la lucha conjunta contra el coronavirus”,agregó O’Brien en la ceremonia inaugural, transmitida en vivo a los miembros de ASEAN que la seguían desde sus respectivos países.

Trump, quien solo asistió a la cumbre en 2017, debía ser el anfitrión de una reunión especial en Las Vegas en marzo, pero la pandemia obligó a cancelarla.

El presidente se ha concentrado en impugnar los resultados de la elección presidencial del 3 de noviembre, que califica de fraudulentos. La mayoría de los países han reconocido la victoria de su oponente demócrata Joe Biden.

Con todo, la Casa Blanca indicó en un comunicado que ASEAN es un componente central de su plan por un “Indo-Pacífico libre y abierto”, su estrategia para contrarrestar la influencia creciente de China.

Esa influencia está a punto de ampliarse con un acuerdo de libre comercio que se firmará el domingo. El pacto, que abarca casi la tercera parte de la economía mundial, incluye los países de ASEAN, China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

Las India se retiró del plan el año pasado, y el acuerdo tampoco incluye a Estados Unidos a pesar de que su comercio con esos países suma dos billones de dólares.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, señaló que el virus ha infectado a 14 millones de personas y causado más de 250 mil muertes en Asia. Unas 39 millones de personas podrían volver a caer en la pobreza extrema en el oriente asiático, advirtió.