Heridos tras ataque terrorista en París en 2015
Foto: AP
29 junio 2022
Redacción
Internacional

Condenan a 20 personas por atentados en París en 2015

El ataque terrorista dejó 130 muertos

París, Francia, 29 de junio. Un tribunal especial francés declaró culpables a 20 hombres de participar en los atentados terroristas del Estado Islámico contra el teatro Bataclan, varios cafés de París y el estadio nacional de Francia en 2015, en los que murieron 130 personas y que fueron los ataques más graves de la historia de Francia en tiempos de paz.

El principal sospechoso y único sobreviviente del equipo de 10 extremistas, Salah Abdeslam, fue declarado culpable de asesinato e intento de asesinato en relación con una organización terrorista, entre otros cargos. Fue condenado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional, la sentencia más dura en Francia.

El juez presidente Jean-Louis Peries leyó los veredictos en un juzgado rodeado de una seguridad sin precedentes, poniendo fin a un juicio de nueve meses.

De los acusados además de Abdeslam, 18 recibieron varias condenas relacionadas con el terrorismo y uno fue condenado por un cargo menor de fraude.

En el transcurso del juicio de nueve meses, Abdeslam proclamó su radicalismo, lloró, se disculpó con las víctimas y suplicó a los jueces que lo perdonaran por lo que calificó como “errores”.

Para las familias de las víctimas y los sobrevivientes de los ataques, el juicio ha sido insoportable, pero crucial en su búsqueda de justicia y cierre emocional.

Durante meses, en la cámara principal repleta y las 12 salas adicionales del Palacio de Justicia del siglo XIII se escucharon los relatos desgarradores de las víctimas, junto con el testimonio de Abdeslam. Los otros acusados fueron acusados en gran parte de ayudar con la logística o el transporte. Al menos uno fue acusado de tener una participación directa en otros ataques letales en marzo de 2016 en Bruselas, que también fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico.

Abdeslam, un belga de 32 años con raíces marroquíes, fue el único acusado juzgado por varios cargos de asesinato y secuestro como miembro de una organización terrorista. La sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional solicitada para Abdeslam solo se había pronunciado cuatro veces antes en Francia, por delitos relacionados con la violación y el asesinato de menores de edad.